Piden ampliación de plazo del concurso para Defensoría del Pueblo

Por Eduardo Arce

Rogelio Ocampos, activista de derechos humanos.

Rogelio Ocampos, activista de derechos humanos.

En una carta entregada a la Cámara de Senadores, 14 redes y organizaciones civiles, así como activistas de derechos humanos, piden que el tiempo del concurso para los cargos de Defensor del Pueblo y Defensor del Pueblo Adjunto sea de 90 días –y no de 30 como es actualmente–, a fin de realizar acciones concretas de publicidad y difusión del concurso por parte del Senado.

Los firmantes de la carta consideran que el plazo de 30 días que se dio a partir del 12 de marzo –y que finalizará el 10 de abril–, es muy corto para que el proceso de nominación esté caracterizado por “procedimientos adecuados, transparentes y participativos, que culmine en la elección de personas idóneas para ambos cargos, evitando el cuoteo político-partidario”.

“Desde que se abrió el periodo para la presentación de postulantes a ambos cargos no hubo ninguna acción de difusión desde el Senado, que den suficiente publicidad al concurso por lo que el corto periodo de tiempo y la falta de publicidad y difusión no son concordantes con los procedimientos adecuados, transparentes y participativos que deben darse en este proceso”, dijo el activista de derechos humanos Rogelio Ocampos.

A tal punto es negativo el corto periodo del concurso y la falta de publicidad y difusión, que cortó la posibilidad de que puedan presentarse un razonable número de candidatos, además de la falta de debate ciudadano sobre la Defensoría del Pueblo, por falta de conocimiento.

“Como ejemplo de la falta de difusión, debe considerarse que en el sitio web del Senado ni siquiera se cuenta, en la portada principal, con un anuncio del llamado a concurso”, dijo Ocampos.

El actual defensor del pueblo, Manuel Páez Monges, lleva seis años y nueve meses de mandato vencido y a criterio de las organizaciones y activistas solicitantes, “esta demora del Parlamento en cumplir con una obligación constitucional y legal de conformar las ternas de candidatos/as para remitirlas a la Cámara de Diputados, no puede ser justificativo para dejar de lado la implementación de un proceso participativo y transparente”.

La carta está dirigida al presidente del Congreso, Blas Llano; al presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, Julio César Franco, y a los líderes de bancada en dicha cámara.

En el proceso abierto para la renovación de la Defensoría del Pueblo los interesados en ocupar los cargos de Defensor del Pueblo y su adjunto deben presentar su carpeta con su currículum en el Senado, y de la lista de postulantes, los senadores elegirán dos ternas –una para el titular y otra para el adjunto–, que pasarán a la Cámara de Diputados, que nombrará a los defensores por mayoría de dos tercios.

Comentarios

Publicá tu comentario