Piden a rusos no importar carne paraguaya por depredación en territorio indígena

Survival realiza una nueva campaña internacional contra ganaderos del Chaco, por deforestar en territorio de no contactados. “La buena imagen de la que gozaba la carne vacuna de Paraguay, peligra por el comportamiento de una sola compañía (Yaguareté Porã)”, dijo Stephen Corry, de dicha organización.

 

Un nuevo anuncio de Survival pide a Rusia que deje de importar carne vacuna de Paraguay hasta que se proteja la tierra de los ayoreos. © Survival International

Un nuevo anuncio de Survival pide a Rusia que deje de importar carne vacuna de Paraguay hasta que se proteja la tierra de los ayoreos. © Survival International

Se ha lanzado en Rusia una nueva campaña publicitaria que pide a los ciudadanos que no compren carne vacuna de procedencia paraguaya por el riesgo que la industria ganadera entraña para los indígenas no contactados que habitan en la región del Chaco. El año pasado ya  había iniciado la misma campaña en otros países de Europa. 

Rusia es el mayor importador de carne de Paraguay.

La empresa ganadera Yaguareté Porã está destruyendo enormes extensiones del bosque que habitan los indígenas ayoreos aislados para dar paso al ganado que se destina al consumo ruso, informó la organización Survival Internacional, la que realiza la campaña.

Imágenes satelitales han revelado que la compañía está destruyendo las últimas franjas de bosque que quedan en la región del norte del Chaco paraguayo, un área que, como se ha informado recientemente, registra la mayor tasa de deforestación del planeta.

Las máquinas de Yaguarete Pora que desmontan territorio chaqueño. Foto: Survival.

Las máquinas de Yaguarete Pora que desmontan territorio chaqueño. Foto: Survival.

Advierten a rusos

Survival ha lanzado la campaña publicitaria advirtiendo a Rusia que deje de importar carne vacuna de Paraguay hasta que la tierra de los ayoreos sea protegida.

Los ayoreos contactados han exigido el derecho legal que les corresponde sobre la tierra que Yaguareté Porã lleva destruyendo más de veinte años.

Según la legislación paraguaya e internacional, el Gobierno tiene el deber de devolver la tierra a sus dueños ancestrales: los ayoreos, dice Survival.

Los ayoreos no contactados dependen del bosque para sobrevivir, y se enfrentan a la extinción si entran en contacto con los ganaderos, aseguran.

“Muchos ya han sido forzados a salir fuera del bosque por los ganaderos y por los misioneros, e innumerables han contraído enfermedades mortales que se propagaron tras el primer contacto”, advirtieron.

Recuerdan que las imágenes satelitales han confirmado la habilidad innata de los ayoreos de proteger su entorno. Sin embargo su tierra es ahora una isla de bosque en medio de la masiva deforestación.

Repercusión

Las redes sociales y blogs rusos ya han difundido esta advertencia sobre la carne vacuna que procede de Paraguay, y decenas de medios han recibido el anuncio de Survival, que seguirá difundiéndose durante los meses venideros.

El director de Survival International, Stephen Corry, ha declarado hoy: “La buena imagen de la que gozaba la carne vacuna de Paraguay, una de las principales exportaciones del país, peligra por el comportamiento de una sola compañía desleal. A menos que el Gobierno asuma su responsabilidad de controlar el accionar de Yaguareté Porã y paralice sus planes de deforestar la mayor parte del bosque nativo, todas las exportaciones de carne vacuna del país a Rusia, su principal comprador, se verán amenazadas. Muy pocos querrán comprar carne producida a costa de la deforestación del último refugio de los totobiegosodes, el último pueblo indígena no contactado que habita fuera de la Amazonia.”

 

Comentarios

Publicá tu comentario