Pese a chicana del Grupo Vierci, no cambiarán a fiscala

El Ministerio Público rechazó remover a la fiscal Carmen Gubetich del caso “azúcar de contrabando”. La agente había anunciado su renuncia debido a que el grupo empresarial presentó a un primo suyo como defensor, de modo a que por parentesco vería obligada a salir del caso como estipula la ley, según la misma.

Carmen Gubetich y el asesor jurídico del MIC, Juan Talavera. Foto: M.P.

Carmen Gubetich y el asesor jurídico del MIC, Juan Talavera. Foto: M.P.

El Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón rechazó la recusación planteada por el abogado Rodolfo Gubetich Mojoli, en representación de Elías José y Anho Alvarez y Luis David Vera Gómez en contra de la fiscal Carmen Gubetich de Cattoni, en la causa 96/2014 Investigación fiscal sobre S.H.P. de Contrabando y «se confirma la intervención de la referida representante del Ministerio Público», señala la Resolución emitida ayer.

Carmen Gubetich de Cattoni, investiga el caso de las 160 toneladas de azúcar presuntamente de contrabando incautadas por el Ministerio de Industria y Comercio de los depósitos de AJ y Retail SA, en marzo pasado. Empresas del propiedad del empresario Antonio Vierci, propietarios de las cadenas de supermercado más grandes del país, Superseis y Stock, así como del grupo multimedios de Telefuturo, La Tele, Última Hora, Radio Monumental y otros.

La fiscal había informado que el grupo de presentar al abogado Rodolfo Gubetich, su primo, obligándola a salir de la investigación, puesto que la ley señala que por cuestiones de objetividad en estos caso debe haber remoción. Señaló que el mismo es conocido por ese tipo de jugadas y sería una estrategia para dilatar el caso.

“Es algo que los abogados llaman una chicanería jurídica que a nosotros nos afecta basante”, había dicho el viceministro de Comercio, Pablo Cuevas. «Es una patada en los huevos», había expresado sobre la jugada.

La Resolución de Fiscalía General señala textualmente: «Analizada la recusación presentada, se desprende que el recusante fundamenta su pretensión en la existencia de una causal de parentesco con la agente fiscal interviniente, además de una supuesta enemistad manifiesta con la misma. La problemática de marras, en la presente causa, plantea la necesidad de señalar la carencia absoluta de elemento de convicción o probatorio alguno que acredite el extremo alegado por el abogado en su presentación. En ese sentido, la Fiscalía General del Estado sostiene en reiterados pronunciamientos- que las la circunstancia de no fundamentar debidamente las motivaciones invocadas, específicamente previstas en el artículo 57 del C.P.P., hace inviable la separación de la agente fiscal interviniente; motivo por el cual el estudio de la causal alegada por el incidentita deviene improcedente. La declaración de existencia de las causales de separación, contempladas por el artículo 57 del código de Forma no pueden presumirse, sino que deben estar sustentadas racional y efectivamente, circunstancia que no se verifica en el presente caso”, indicó la resolución de Javier Díaz Verón.

«A la luz de todo lo expuesto», y argumentando la fehaciente demostración de improcedencia del pedido de separación de la agente fiscal interviniente, el Ministerio Público dijo que no corresponde el pedido.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario