Periodista rusa realiza gesto obseno a Obama

Escandalizó a estadounidenses.

El gesto apenas deliberado de una presentadora de televisión rusa asombró e incluso indignó a internautas estadounidenses que lo calificaron de insultante para su presidente. Hicieron de una pulga, un elefante, creen los colegas de la locutora.

El pasado 14 de noviembre, en una emisión de noticias en directo del canal Ren-TV se cubría la participación del presidente ruso Dmitri Medvédev en la cumbre de la APEC, en Hawái. La presentadora Tatiana Limánova hablaba sobre la presidencia de esta organización recientemente asumida por el mandatario ruso y mencionó que previamente la APEC había sido presidida por el estadounidense Barack Obama. Fue entonces que la presentadora mostró de repente su dedo medio.

Ciberreacciones

“Tal vez a la presentadora rusa no le gusta nuestro presidente”, es el comentario más frecuente en varios medios electrónicos estadounidenses.

Otros lectores se preguntaron si los rusos conocían el significado de ese gesto, considerado uno de los más ofensivos en Estados Unidos, aunque también es uno de los más popularmente usados.

“No está claro si mostrar el dedo medio tiene el mismo sentido en la cultura rusa”, fue otro de los comentarios.

Detrás de las cámaras

Fuentes de la cadena, que cuenta con unos 120 millones de espectadores en Rusia, explicaron que el gesto no tiene nada que ver con la actitud de Limanova hacia Obama, sino que estaba destinado a un técnico de su equipo para indicar el momento en que debía haber puesto imágenes de Cumbre.

De hecho, los presentadores no pueden hablar ni discutir cuando están haciendo un directo, limitándose a usar gestos.

Este tipo de ‘señas’ no son las primera ni las últimas en la historia de la televisión. En agosto del 2010, la cadena británica BBC tuvo que disculparse ante el público por un gesto similar mostrado en directo por el presentador del pronóstico del tiempo.

Aunque el incidente con Limánova ocurrió hace diez días, llegó apenas ayer a los titulares occidentales. Ya sea por mera coincidencia o no, se espera que el escándalo no agrave el repentino enfriamiento de las relaciones entre Moscú y Washington, ni genere un ejército de ciberenemigos de Limánova.

No obstante, pese a la indignación de algunos, la ‘señal’ de la presentadora también ha recibido la aclamación de otros estadounidenses.

La periodista fue despedida tras las reacciones.

Fuente: RT.

Comentarios

Publicá tu comentario