Periodista Jorge Torres con “permiso” en ABC Color por sospecha de corrupción

El periodista enfrenta juicios por deudas que sobrepasan los 130 millones de guaraníes.

La cúpula del periódico más influyente del país está en una tormenta de acusaciones. Sumadas otras cuentas, la deuda ascendería a 400 millones y provendrían en parte de juegos de azar, arrastrada por años. Lo acusan de recaudar dinero con la venta de sus investigaciones y extorsionar a sus “investigados” para saldar su situación. Él afirma que es víctima de una campaña, aunque sus argumentos no cierran del todo.

Jorge Torres en su programa "La caja negra". Fotografía: Red Guaraní.

Jorge Torres, el periodista del área de investigación del diario Abc Color,  dejó de asistir esta semana a su puesto de trabajo en extrañas circunstancias. Los rumores se empezaron a disparar en los círculos periodísticos, los cuales incluso llegaron a algunos medios, aunque muy pocos.

Ni siquiera entre los periodistas del diario se maneja muy bien la situación, excepto entre algunos muy cercanos al director Aldo Zuccolillo. En la redacción hablan de que llegaron unos documentos, pagarés que lo involucran en una millonaria y sospechosa deuda, motivo por el cual fue despedido. Ayer afirmó en su programa de televisión  que es víctima de una campaña en su contra y que sólo pidió permiso para llevar adelante un juicio.

Las cuentas

Una fuente que tuvo acceso a los acreedores del periodista nos facilitó los documentos del caso que hasta el momento ha sido mantenido prácticamente en silencio.

El 23 de agosto de 2011 se emite un mandamiento de embargo ejecutivo por la suma de guaraníes 53.025.700 más 5.300.000 por gastos de justicia. El documento del Poder Judicial está dado, firmado y sellado por el Juez  de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del Segundo Turno, Dr. Silvino Delvalle Ramírez. La orden autoriza a un oficial de justicia, en compañía de un escribano o testigos a intimar a Jorge Alberto Torres Romero a que dé en embargo dicha suma, y en el caso de no acceder voluntariamente da autorización de trabar embargo sobre sus bienes, incluso con el uso de la fuerza pública para allanar su domicilio si fuere necesario.

Dicho embargo proviene del vencimiento de unos pagarés. El autor de la reclamación es el señor Prudencio Andrés Ferreira Franco.

Mario Aníbal Elizeche Buado en el diario. Fotografía: ABC Color.

El 30 de agosto de 2011, el oficial de justicia Jacinto D. J. Estigarribia, según consta en acta, siguiendo el mandamiento del embargo ejecutivo se dirigió primero al domicilio del periodista, y posteriormente a las oficinas de Abc Color donde lo encontró para darle conocimiento de la orden judicial. El periodista reconoció la deuda como suya, sin embargo le afirmó que no contaba con el dinero ni con ningún “bien mueble” para garantizar la deuda.

Un segundo proceso ejecutivo llevado adelante por el abogado del acreedor tiene fecha de ingreso el 3 de octubre de 2011. En el mismo se solicita la acción ejecutiva y el embargo preventivo por la suma de unos 75.500.000 guaraníes contra Jorge Torres.  El monto es la suma de 6 cheques emitidos por el periodista desde el año 2009, diferidos en su momento,  que nunca fueron pagados, y que tienen las siguientes fechas: 13/03/09, 25/10/09, 12/12/09, 20/12/09, 22/03/10 y 22/04/10. El juicio lleva la carátula “Mario Aníbal Elizeche Baudo c/ Jorge Alberto Torres Romero s/ acción preparatoria de juicio ejecutivo”. En este proceso, Elizeche presentó a los testigos Vicente Romero López y Olga Cecilia Godoy Cardozo.

La deuda de los dos procesos asciende a 133.825.700 guaraníes. Según afirmó el abogado a una emisora esta mañana, con otros documentos llegarían a 200 millones; en cambio, según la fuente, ascenderían a 400 millones sumadas otras cuentas que aún no fueron judicializadas.

¿Por qué sale Jorge Torres de Abc?

El silencio y la especulación sobre el caso estuvieron a la orden durante los primeros días. Exceptuando a los más allegados y cercanos al director, los periodistas de redacción no saben el porqué del alejamiento de Torres.

Fuentes influyentes del medio afirman que se le hicieron llegar los documentos a la dirección de Abc Color días atrás con el argumento de que las mismas procederían de deudas de juego. También surgieron sospechas de que el mismo habría estado haciendo “fatos”, es decir, cobrando por investigaciones e incluso extorsionando a algunos “protagonistas” de sus publicaciones. Esto para poder ir saldando sus numerosas deudas que tienen años de atraso. A pedido de periodistas amigos dentro de la redacción como su jefe Armando Rivarola, se habría retrasado unos días su salida, tiempo en el que los abogados de Zuccolillo investigaron la denuncia y los documentos presentados.

Tras las investigaciones pertinentes, se sugirió el despido, y el periodista no volvió a la redacción. Las numerosas deudas contraídas y el pago de otras, así como los múltiples gastos del investigador no podrían justificarse con sus ingresos, según las fuentes. Además, en el mejor de los casos, un periodista con tantas cuentas es sumamente corruptible. Por eso, se decidió dejarlo de lado.

Su versión

Jorge Torres salió con mucha dificultad a dar su versión en estos días, primero con algunos comentarios en redes sociales y luego a través de su programa de televisión en Canal 2. En una entrevista con Humberto Rubín durante esta mañana, admitió la existencia de la deuda, pero afirmó que las mismas corresponden a los pagos de un auto Mercedes Benz modelo americano 2005, que el mismo tiene (que supuestamente ofreció como parte de pago y no le aceptaron). También arrastra cuentas de la obra de teatral Closer, que él había financiado.

En su momento, negó que tengan relación con deudas de juego. Afirmó que sus enemigos mafiosos estarían detrás de la compra de su deuda para generar esta situación, en represalia a su trabajo.

Al consultársele quién querría comprar sus deudas o por qué no le consultó al dueño de la playa de autos que le vendió la camioneta sobre ese hecho, se mostró nervioso y luego afirmó que está investigando quien estaría detrás. Afirmó también que fraguaron algunos cheques ya saldados.

Por otra parte, en cuanto a su salida de Abc Color, afirmó que ante la ola de rumores y acusaciones le solicitó permiso al director para solucionar su situación y aclararla, a lo que Zuccolillo contestó que le parecía correcto. Negó el despido, pero sí admitió que personas cercanas a la dirección le acercaron los documentos e instalaron la duda sobre su persona.

El querellante

Por su parte, el abogado Mario Aníbal Elizeche Baudo afirmó que su cliente le trajo unos documentos para ejecutar. No sabe si los compró o no, o si se negoció. Afirma desconocer el origen de la deuda. Pero, en el peor de los casos, sería una operación lícita, según el mismo. Forma parte de los negocios jurídicos, que se pudo adquirir creyendo que era una persona solvente, teniendo en cuenta que es una figura pública.  Es “muy pueril, infantil, su argumento”, afirma. «Es una deuda impaga.” “Él vino a mi oficina varias veces. Me parece extraño este alegato desesperado. Lo traté cordial y decentemente.” Negó también que haya políticos detrás.

En cuanto a la acusación de que Torres ofreció su auto como parte de pago y se lo rechazaron, afirmó que en principio lo habían aceptado pero la camioneta no está a su nombre, y se le había extraviado una chapa, por lo que sólo el titular podría tramitar una denuncia.

En cuanto a los supuestos cheques ya saldados que fueron fraguados según Torres, pregunta: «¿Si vos pagás una cuenta, no retirarías el documento?»

Finalmente, consultado del cómo se filtraron los documentos del caso, llegando incluso a los medios en donde trabaja el periodista acusado, afirmó que cualquier abogado tiene acceso a la información en el Tribunal .

Sospechosos argumentos

Torres, negando su despido a través de las redes sociales, afirmó que pidió permiso en el diario por «ética» hasta aclarar las denuncias; sin embargo, sigue vinculado a los demás medios donde trabaja, Radio Uno y Canal 2.

Aumentan también las sospechas en el caso los argumentos dados por el mismo periodista, quien afirma que las deudas corresponden a la compra de su vehículo y la financiación de Closer. El vehículo lo habría adquirido recién este año, mientras que la obra teatral data de agosto de 2010. Las deudas, los cheques, en gran parte datan de 2009 y principios de 2010. De mucho tiempo antes.

Los documentos


Comentarios

Publicá tu comentario