Pérez Esquivel: «Bergoglio no fue un cómplice directo de la dictadura pero le faltó coraje»

El premio Nobel argentino de la Paz se expresó sobre los vínculos del nuevo Papa con la dictadura de su país. Afirmó que no acompañó la lucha por los DDHH.

El activista argentino de los derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel, ganador del premio Nobel de la Paz en 1980, negó que su compatriota, el cardenal Jorge Bergoglio, recién elegido como Papa, tuviese vínculos con el regimen militar que gobernó a Argentina entre 1976 y 1983, como han señalado algunos críticos del nuevo pontífice.

En declaraciones a BBC Mundo, Pérez Esquivel dijo que «hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura, pero Bergoglio no».

«A Bergoglio se le cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisión a dos sacerdotes, siendo él el superior de la congregación de los Jesuitas. Pero yo sé personalmente que muchos obispos pedían a la junta militar la liberación de prisioneros y sacerdotes y no se les concedía», añadió Pérez Esquivel.

Desde su cuenta de Twitter sin embargo, aclaró que «Bergoglio no tuvo el coraje suficiente de otros obispos para acompañar nuestra lucha por los DDHH durante la dictadura». «No fue un cómplice directo de la dictadura pero le faltó coraje para acompañar nuestra lucha por los DDHH».

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario