Peregrinación a Marina Cue se realizó a pesar de inundaciones y derrumbes

Recordaron los dos años de la masacre de Curuguaty con una misa, festival y una dura travesía hasta el lugar de la tragedia.

A pesar del derrumbe de los puentes e inundación de los caminos, unas 50 personas llegaron hasta el lugar mismo de la masacre para rendir su homenaje a los caídos.

A pesar del derrumbe de los puentes e inundación de los caminos, unas 50 personas llegaron hasta el lugar mismo de la masacre para rendir su homenaje a los caídos.

A dos años de la masacre de Curuguaty, el pasado domingo 15 de junio se realizó un acto de recordación en el lugar de la tragedia, donde murieron 11 campesinos y 6 policías en el irregular procedimiento de desalojo llevado a cabo con una orden de allanamiento en defensa de la empresa Campos Morombí, que se apropió de las tierras que habían sido donadas al Estado paraguayo.

El acto se inició pasadas las 9:00 de la mañana con una misa oficiada por monseñor Melanio Medida, Pa’i Oliva y otros sacerdotes que viajaron desde Asunción. Posteriormente se realizó un festival con la presencia de numerosos artistas como Pachín Centurión, Hugo Flecha, Claudia Miranda, el grupo colombiano la Múcura, entre otros.

En principio estaba programado suspender la tradicional peregrinación hasta el lugar mismo de la masacre, a unos 3 km de la ruta Las Residentas, por el derrumbe de los puentes y la crecida de los arroyos, que anegaron completamente los caminos. Sin embargo, un grupo de poco más de medio centenar de personas se internaron entre los pastizales y esteros para llegar al lugar y recordar a los caídos.

Los peregrinantes se abrieron paso entre los cursos de agua, los altos pastizales, los esteros y las provisorias pasarelas de madera para rendir homenaje a los asesinados por reclamar un pedazo de tierra donde vivir y cultivar.

Imputaciones

Mariano Castro observa de la distancia junto con otras personas el transcurso del acto.

Mariano Castro observa de la distancia junto con otras personas el transcurso del acto.

El presidente de la Comisión de Víctimas de la Masacre de Curuguaty, Mariano Castro, no pudo asistir a la actividad de recordación por estar imputado por invasión de inmueble. Recordemos que en febrero pasado Castro había sido imputado, junto con Martina Paredes y Darío Acosta, por haber ingresado a cultivar a fin de sustentar el campamento de los campesinos que reclaman la recuperación del territorio. Don Mariano es padre de Adolfo Castro, asesinado en la masacre, y de Adalberto y Néstor Castro, quienes se encuentran con prisión domiciliaria.

“Chéko ndaikatúi aike porque aimé imputado aikehuaguére añemitÿ”, explicó Castro mientras observaba desde la distancia el transcurso del acto, ya que tiene prohibido acercarse al inmueble. Los labriegos habían sido imputados por el fiscal José Zarza, quien a su vez fue imputado en marzo pasado por supuesto pedido de coima para efectuar un desalojo.

Por otra parte, los pobladores de la comunidad de Curuguaty enviaron más de 3.000 kilos de alimentos para los damnificados del Bañado afectados por las inundaciones en retribución a la hospitalidad que recibieron en los periodos que permanecieron en Asunción durante la audiencia preliminar de los campesinos acusados por la masacre, que el próximo 26 de junio deberán enfrentar un juicio oral en un proceso repleto de irregularidades. Entre estas cabe citar la adulteración de los supuestos medios probatorios de parte de la Fiscalía y la nula investigación de las denuncias de ejecuciones extrajudiciales y torturas contra labriegos que reclamaban la recuperación de las tierras públicas.

Los habitantes de la comunidad de Curuguaty enviaron más de 3.000 kilos de alimentos para los damnificados del Bañado.

Los habitantes de la comunidad de Curuguaty enviaron más de 3.000 kilos de alimentos para los damnificados del Bañado.

Comentarios

Publicá tu comentario