Patronal no asiste a tripartita y choferes crucificados se declaran en huelga de hambre y sed

Empresarios de la Línea 30 alegan “falta de garantías” y anuncian que ya no participarán de ninguna reunión.

Vista de parte de los manifestantes reunidos frente a la sede del Viceministerio del Trabajo.

La reunión tripartita que fue convocada ayer en la sede del Viceministerio del Trabajo no se pudo realizar a raíz de que los representantes de la empresa no asistieron alegando “falta de garantías”.

Por su parte, los diez trabajadores crucificados se declararon en huelga de hambre y sed hasta tanto sean reincorporados a sus puestos de trabajo los 8 choferes que fueron despedidos por formar un sindicato. Además de estos, dos personales del área de gomería y lavadero también fueron despedidos por contar a los inspectores las condiciones laborales que sufren. Los trabajadores se organizaron para hacer valer sus derechos, puesto que debían soportar jornadas laborales de 15 a 18 horas, no cobraban el sueldo mínimo y muchos de ellos no cuentan con el seguro del IPS.

En tanto, los más antiguos denuncian que trabajaron hasta 20 años sin seguro, por lo que difícilmente podrán jubilarse. “Amano rie pio aje jubilata? (¿después de morir voy a jubilarme?)”, había relatado Aníbal Zarza, chofer-cobrador con más de 40 años de antigüedad.

“Nosotros ahora estamos en huelga indefinida. Ellos piensan que al llegar los 60 días esto va a terminar y vamos a volver al trabajo. Pero no es así. Nosotros vamos a ir hasta el final y no vamos retroceder”, aseguró Ángel Sanabria, del sindicato de trabajadores de la Línea 30.

Con respecto a la amenaza de paro lanzada por el titular del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam), César Ruiz Díaz, en caso de que sea suspendido el pago del subsidio a la Línea 30, dijo que “me gustaría que hagan a ver si se atreven. La gente está con nosotros. Además servirá para saber si este gobierno es gobierno o qué”.

Entretanto, el secretario general de la Fepatrat (Federación Paraguaya de Trabajadores del Transporte), Juan Villalba, denunció que Ruiz Díaz intentó sobornarlo, ya que los empresarios del transporte temen que los controles puedan extenderse a las demás líneas, la mayoría de las cuales no cumplen con la normativa laboral ni cuentan con unidades que reúnan las condiciones necesarias para circular.

“No hay plata que pueda comprar la lucha de los trabajadores. Vamos a resistir y estar unidos. Si ellos amenazan con paro tenemos que advertirle que también podemos paralizar el país”, aseveró Villalba.

“Falta de garantías”

De su lado, Aufredi Paredes, gerente de Vanguardia SACI, dijo que no asistieron a la tripartita “por falta de garantías, por amenazas que tuvimos. En la reunión pasada no nos dejaron salir e íbamos a entrar en la misma situación”.

Aufredi Paredes, gerente de la Línea 30, declaró que la empresa ya no participaría de ninguna reunión.

Al ser consultado sobre en qué postura se mantiene la compañía en cuanto a la cantidad de trabajadores a reincorporar, Paredes señaló que “la empresa no se mantiene en reincorporar a nadie. Hemos agotado la oferta de diálogo y no vamos a volver a participar de ninguna reunión. Nosotros ya judicializamos y ahora debe determinar la justicia”.

Con relación a lo expresado por la viceministra del Trabajo, Cynthia González, de que se detectaron irregularidades, por lo que solicitaron la suspensión del pago del subsidio, el representante de la firma dijo: “Ellos nos han hecho una condenación previa, sin sumario. Dicen que hemos pasado las 8 horas de trabajo. Podemos justificar la razón de por qué. Ellos no dicen de dónde, cómo, qué chofer”.

El Ministerio del Interior envió un fuerte contingente policial, pero en todo momento intentó mantener ocultos a los efectivos dentro del edificio y en los alrededores para mostrar una faceta «no represiva». Oficiales intentaron impedir que se saquen fotografías de los antimotines que se encontraban en el interior de la sede gubernamental.

Los antimotines permanecieron ocultos en el interior del VMT.

Otro contingente permaneció a una cuadra.

Un carro hidrante presto para cualquier «eventualidad».

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.