Patria Querida sufrió el voto castigo, afirma Karina Rodríguez

Karina Rodríguez del p-mas

Karina Rodríguez, del Partido Movimiento al Socialismo (P-MAS), hace en esta entrevista una breve evaluación de las elecciones municipales pasadas. 

El Frente Guasu le dio al Partido Patria Querida en las municipales de Asunción un duro golpe, afirma en esta entrevista Karina Rodríguez. Ex Vice ministra de la Juventud, Karina fue la principal cara de este equipo que logró ganar tres curules en la Junta Municipal asuncena. Abajo la entrevista.

Cuál es tu análisis de la lógica electoral paraguaya? ¿Por qué se fortalece el partido Colorado? ¿Por qué decrecen UNACE y PQ? ¿Por qué la izquierda salta como nueva fuerza?

En primer lugar, yo creo que la lógica que estamos viviendo tiene que ver también con, pasados los 20 años de transición democrática, que se empiezan a fortalecer estructuras nuevas, pero también en los partidos tradicionales están haciendo como un ajuste de modelo, vicios y métodos que lamentablemente se siguen reproduciendo, del chantaje, de la extorsión, del prebendarismo, del clientelismo, e  intentan con eso imponer un mandato popular que la verdad se va dando vueltas cada vez más. Nosotros, en estas elecciones, en primer lugar valoramos de sobremanera el posicionamiento de una tercera fuerza política, progresista, de izquierda, que es el Frente Guasu. Nosotros quedamos posicionados como tercera fuerza en Capital. La Capital generalmente es uno de los lugares donde uno puede evaluar cómo va el crecimiento y la coyuntura política, frente a partidos que lamentablemente si bien quisieron robar nuestras consignas, nuestras banderas, maquillando su discurso, tratando de simular ser lo que no son, realmente tuvieron un voto castigo y fueron en decadencia casi casi total y absoluta. Nosotros, como fuerza de articulación del sector progresista logramos triplicar nuestra fuerza, y otros triplicaron para abajo.

¿Fue difícil la decisión de aliarse a Patria Querida?

Claro que fue difícil. Nosotros tenemos diferencias en cuanto al modelo de país que defendemos cada uno los grupos que estamos conformando el Frente Guazu. Ahora, entendíamos también que Asunción estaba reclamando un modelo de articulación. Pero también somos muy autocríticos en cuanto a que el modelo de alianza se tiene que construir mucho más anticipadamente con la gente. Si no, también tenemos los resultados que obtuvimos. El Frente Guazú creció, y el partido que respaldaba, el partido de Miguel Carrizosa, terminó perdiendo incluso en la junta municipal.

¿Cuál fue la estrategia de la izquierda en estas elecciones?

La estrategia nuestra fue fundamentalmente entre articular esfuerzos, unir esfuerzos de diferentes sectores, madurar políticamente entendiendo que lo que nosotros necesitamos es generar alternativas acordes a las necesidades de la gente, y llegar nuevamente a la gente.

¿Existe algún límite en cuanto al tema de las alianzas? ¿Hasta dónde se puede tolerar sin que tenga un costo político? Hablamos del caso 20 de abril – UNACE, la alianza con Patria Querida ¿Hasta dónde se tolera y que lo puede justificar?

Mirá, el espíritu aliancista del Frente Guasu, siempre desde su propio nacimiento, tuvo dos pilares, que orientaban nuestro modelo y nuestra forma de encarar procesos y alianzas de articulación. En primer lugar, como punto central y como columna vertebral, los ejes programáticos de una gestión de gobierno,  las cuáles son las prioridades que para nosotros son innegociables a la hora de enfrentar un proceso electoral o un proceso político de vinculación con los sectores populares. El segundo eje que enfrentó nuestra alianza tiene que ver con la madures política de los sectores de colaborar en la construcción de un proceso y un modelo democrático. Esa fue la postura del Frente Guazú. En relación a eso nosotros fuimos categóricos, con UNACE no íbamos a hacer ningún tipo de alianza. Nunca. Porque nosotros reivindicamos la memoria histórica y hay que empezar a desenmascarar a los que asumen ahora un nuevo discurso y fueron responsables de la masacre de jóvenes y de tratar de instalar modelos dictatoriales otra vez en nuestro país. Con otros sectores, Patria Querida, y otros sectores que se acercaron a nosotros también fuimos muy claros. Hoy Paraguay está necesitando articular esfuerzos para avanzar, y el modelo de cambio que nosotros estamos respaldando es el modelo de cambio iniciado con el presidente Fernando Lugo.

Lo que no podemos permitir es que grupos que están todo el tiempo chicaneando o chantajeando al modelo de cambio, pretendan solamente con fines electorales acceder a un espacio de alianza. Por ese lado, nosotros siempre fuimos muy claros, y las alianzas que se fueron dando fueron respetando esos dos ejes de acción.

¿Se pueden hacer cambios estructurales en las condiciones de inferioridad en cuanto a relación de poder?, teniendo en cuenta que uno se ve obligado siempre a negociar, en el Parlamento, en las comunas. ¿Qué se puede hacer en tal situación?

Yo creo que se debe. Entre el se puede y el se debe en nuestro país lamentablemente mucha gente intentó quitarnos la posibilidad de seguir creyendo que es posible construir un modelo alternativo. Yo, asumo que no es fácil, asumo que el desafío que tenemos en puerta, nadie nos va regalar ningún proceso que iniciemos en términos de sociedad y en términos culturales incluso con nuestros compatriotas. Pero se debe, creo que el gran desafío también de las nuevas generaciones es por lo menos dar un paso más hacia adelante para retomar las riendas de este país y encausarlo hacia donde tiene que ir. Te repito, no va ser fácil. Los cambios estructurales en nuestro país  tienen que ver con decisiones que hacen a cortar viejas prácticas, viejos vicios donde hay muchos intereses de por medio y donde evidentemente van a haber sectores que se van a oponer.

Mirando a la comuna de Asunción, ¿cuáles son los proyectos inmediatos que van a empezar a trabajar?

Bueno, nosotros tenemos como dos pilares que van a ser el sustento de toda nuestra gestión, que tiene que ver el día de trabajo de los días de gobierno de las bancadas del Frente Guasu, en los Barrios, en los 10 centros municipales que tiene Asunción vamos a tener días específicos donde un consejal del Frente Guasu va a estar a disposición de la gente. Volver a organizar las comisiones vecinales, ponernos a disposición para que tengan todo el marco jurídico respaldatorio, el reglamento de su propio funcionamiento para que puedan realmente ser escuchadas las comisiones vecinales como representación de los vecinos y vecinas y eso como base fundamental de nuestra gestión; y en segundo lugar componentes que tienen que ver con cultura con educación, con salud, con el establecimiento de la construcción de obras e infraestructura. Básicamente lo que nosotros planteamos es que todas las propuestas que los concejales del Frente Guasu presenten van a tener un sustento en la ciudadanía.

Comentarios

Publicá tu comentario