Paseo relajado por la primera fase

Breve resumen de los dos primeros grupos del mundial, que dejaron una Holanda muy sólida, un eliminado muy sonoro, el local con dudas y un Chile que juega muy pero muy bien.

Imagen: Clarin

Imagen: Clarin

Que quede claro, para quien esto escribe, es ya, terminando la primera fase, el mejor mundial desde México 86. Y no por mérito de mafia pantagruélica que es la FIFA,  ni por la arriesgada apuesta de la clase dirigencial brasilera, ni por los enormes sacrificios de los brasileros. Es por el fútbol, como siempre, el juego y sus intérpretes.

También vale aclarar que he visto todos los partidos escuchando música, así que los relatos televisivos no me han impedido disfrutar de muchos partidos. Así que arranquemos, el resumen de la primera fase, en cuatro entregas de a dos grupos, según van cerrándose.

Imagen: Yodeportivo

Imagen: Yodeportivo

Grupo A

Hay que hablar del local y de cómo juega (las ayudas arbitrales son indemostrables y ocupan, desde siempre, su lugar en el folclore). De Brasil quedan claras cuatro cosas: que los laterales brasileros no marcan, que un mediocentro con bigote como Luiz Gustavo es el Vampeta de estos tiempos, que tiene menos nueve que Paraguay en el 98 y que Neymar es crack. Este equipo puede jugar mucho mejor de lo que lo hace, sospecho que un mundial de local sea una cruz pesada para un plantel joven. Resta ver cómo se desenvuelven en partidos de eliminación y con rivales de peso jugándose la historia de eliminar a Brasil en Brasil.

Pasó ganándole apenas a Croacia (con esta joyita sobre el final), empatando a cero en un partidazo con su bestia negra México y le ganó con contundencia a Camerún.

El otro equipo clasificado del grupo es México, clasificado por repechaje y en otra de sus cíclicas crisis internas, con una plantel joven pero con unos cuantos experimentados que son capitales en este equipo. Tiene como siempre mucha dinámica, le han agregado un orden táctico que lució ante Brasil y un jugador que hace diferencia por categoría: el Rafa Márquez, en su cuarto mundial ordena la defensa como pocos y aporta salida con precisión, un imprescindible para mostrarle a los jóvenes deportistas.

Pasó ganándole a un Camerún sin alma, empatando espectacularmente con Brasil y ganándole a Croacia 3 a 1.

Los equipos eliminados fueron Camerún y Croacia. Del primero, tres cositas: 1, George Milla es titular ahora mismo en esta selección, tenga los años que tenga; 2, representan una involución sorprendente hasta para nosotros (?), han mostrado muy poco de lo que supieron hacer en ataque hace años y tampoco han mejorado tácticamente; y 3, la falta de entrega es llamativa, tienen plantel para meter pierna fuerte al menos. Croacia, como todos los equipos balcánicos, cuenta con mi simpatía desde siempre. Esa escuela de tan peculiar mezcla de sudaca con europeo del norte que tiene su fútbol le ha valido el cariño de no pocos futboleros. En este Mundial debutó con la más fea: jugando bien perdieron con el local, se recuperaron goleando a Camerún y en la última fecha, viéndose obligados a ganar apretaron arriba dejando espacios para un México más pragmático. Deja sabor a poco lo de Croacia, sospecho que su renovación es inminente para el Mundial de Rusia.

Imagen: Larepública.pe

Imagen: Larepública.pe

Grupo B

Holanda ganó el grupo pero voy a empezar por Chile. El equipo rojo jugó uno de los partidos más perfectos que le ví desde que nos bailaron en el Defensores, solo que ahora ante un rival serio. Le ganaron a España anulando a uno de los mejores mediocampos del mundo y corriendo todos con sincronización de rugbistas. El primer partido le ganaron muy bien a Australia y en el último perdieron con Holanda en un entretenido partido por una distracción en un centro y un contragolpe ya jugados. Más allá de eso, gran juego mostrado de los «pequeños» de Chile (son el equipo con menor promedio de altura, según su técnico para privilegiar la movilidad, y se nota). Ahora, qué deberá hacer Chile para evitar alguna vez a Brasil en octavos. Un misterio.

El que ganó los tres partidos y metió miedo a todos fue Holanda, la Holanda de Van Gaal, que nos es poco. Si bien en defensa mostraron algunos espacios –sobre todo ante Australia– salen jugando siempre, son muy precisos en todas sus líneas, lo que da un equipo muy rápido mental y físicamente. A eso se le suma el momento de sus delanteros –el primer gol ante España: ejemplo de estado de gracia– y entendemos que metan miedo a cualquiera. Ganó los tres partidos, paliza a España, partidazo ante Australia, triunfo claro ante un molesto Chile.

El eliminado más sonoro hasta el momento: la España campeona del mundo y bicampeona de Europa. Es decir, llevan seis años a un nivel muy alto; en algún momento deberían bajar, es lo normal, todos miran y sacan nota de cómo ganarte. Es que de verdad tiene de los mejores mediocampos del mundo. Quizá por eso sus dos primeros rivales jugaron a anularlo, a dejarlos sin chances de pase hacia adelante y a lastimar su punto débil, la defensa (sobre todo cuando corren hacia atrás). No sé si sea fin de un ciclo, creo que tienen jugadores para pelear la siguiente euro, dependerá de qué harán tácticamente para ejecutar el recambio. Perdieron humillados ante una Holanda apabullante en el primero, luego con Chile sufriendo todo el partido y le ganaron a Australia en la despedida de algunos jugadores memorables.

Australia, por su parte, cumplió en no pasar papelones en un grupo de muy alto nivel. Claramente antifavoritos, jugaron un enorme partido ante Holanda en el que destaca el gol de Cahill y la gran disciplina y despliegue de sus jugadores. Perdieron con Chile el primero y el último no pudieron ante una España necesitada de lavarse la cara.

 

Comentarios

Publicá tu comentario