Paraguay: ¿resurgimiento de la teoría del Enemigo Interno y de la doctrina de Seguridad Nacional?

Hoy en día el enemigo interno que los medios de comunicación están ayudando a crear se llama “bolivarianismo”, con él se identifica tanto a minorías homosexuales que buscan la igualdad de derechos, como a sectores de izquierda que muestran simpatía con procesos progresistas que se dan en la región.

Fuente de imagen: www.siemprehistoria.com.ar

La Doctrina de la Seguridad Nacional fue una doctrina militar surgida en el contexto del conflicto entre EE-UU y la URSS, llamado Guerra Fría, en condiciones de paridad de armamento nuclear de las dos potencias, y fue aplicada en los países del Tercer Mundo que estaban bajo la influencia estadounidense.

Los EEUU y sus aliados militares en la OTAN, tenían la responsabilidad de mantener el equilibrio frente al poderío de la URSS y sus alianzas. Asignaba a los gobiernos de los países periféricos que formaban parte del bloque capitalista la obligación de evitar que el “peligro comunista” o la “subversión” ganaran terrenos.

La doctrina de Seguridad Nacional se basaba en la teoría de la existencia de enemigos internos adentro de las fronteras de los países bajo la égida estadounidense, a esto se llamó teoría del enemigo interno, en las décadas del 60 y el 70.

De 1954 a 1989, el enemigo interno del régimen Estronista fue “el comunismo” con el cual el régimen relacionaba no solamente a los propios comunistas sino a todos aquellos que no estaban de acuerdo con el proceder del régimen, ya sea estos liberales, febreristas o de cualquier otra agrupación política o movimiento social o sindical.

Hoy en día el enemigo interno que los medios de comunicación corporativos están ayudando a crear se llama “bolivarianismo”, con él se identifica burdamente tanto a minorías homosexuales que buscan la igualdad de derechos, como a sectores de izquierda que muestran simpatía con procesos progresistas que se dan en la región.

Aunque aún no se ha llegado a la etapa de represión como en época de la Doctrina de Seguridad Interna, los medios acrecientan el miedo hacia todo aquello que sea diferente, creando una espiral de miedo e inseguridad en el público que ve y oye noticias. Miedo al EPP,  miedo al pobre, miedo al consumidor de chespi, miedo al homosexual, miedo al “bolivariano”. Para los medios corporativos de comunicación todos estos deberían estar presos por igual, el Epp, el pobre, el consumidor de chespi, el homosexual y el bolivariano.

Con estos miedos los medios corporativos de comunicación reverdecen la teoría del Enemigo Interno y facilitan que en un futuro próximo se instalen aparatos represivos que “brinden la seguridad que la ciudadanía pide”.

Comentarios

Publicá tu comentario