Paraguay pide que prisión argentina levante prohibición al guaraní

«No se puede castigar una lengua ni menospreciar una cultura» afirmó consulado paraguayo en Misiones.

Imagen ilustrativa. Foto: San Francisco Sur.

La decisión en una prisión del norte argentino de prohibir a reclusas paraguayas hablar en guaraní  llevó a autoridades diplomáticas de Paraguay a solicitar al Servicio Penitenciario local que revierta la polémica medida.

«Manifestamos al Servicio Penitenciario la inquietud de las reclusas por esta medida. No se puede castigar una lengua ni menospreciar una cultura», afirmó Marité Fiori, oficial del Consulado de Paraguay en la provincia argentina de Misiones, unos 1.100 kilómetros al norte de Buenos Aires.

La polémica se desató días atrás cuando la directora del penal misionero de Villa Lanús, Ester Florentín, prohibió a ocho presas paraguayas que hablen en guaraní luego de una pelea que habían mantenido con otras internas que desconocen el idioma, detalló Fiori.

El consulado en Misiones, vecina a Paraguay, «no puede objetar medidas disciplinarias, pero no se puede prohibir hablar un idioma. La directora del penal dijo que el guaraní no es un idioma. Por eso creemos que el tema se debe a un desconocimiento de parte de las autoridades del penal», sostuvo la oficial consular.

Según Fiori, a las reclusas tampoco se les permitió hablar con sus familiares durante cuatro días, según informe de la Agencia EFE.

Por su parte, autoridades del Servicio Penitenciario provincial se comprometieron a investigar el asunto durante una reunión mantenida este martes, comentó la funcionaria diplomática.

«Es un acto de total discriminación, especialmente con un idioma del Mercosur», bloque integrado por Argentina, Paraguay, Brasil y Uruguay, afirmó a Efe Carmen Gladys Bernatto, directora de la sede misionera del Ateneo de la Lengua y la Cultura Guaraní y presidenta de la asociación Idioma y Cultura Guaraní.

Según Bernatto, la directora del penal dictó la prohibición «con el argumento de que las reclusas podían armar un complot usando un idioma que otros desconocen, pero es una cuestión personal de la autoridad porque el guaraní es un idioma regional».

«Desde el Ateneo ofrecimos incluso enseñar guaraní al personal del Servicio Penitenciario en forma gratuita, pero no tuvimos una respuesta aún», aseguró la directora del Ateneo.

Fuente: IP Paraguay.

Comentarios

Publicá tu comentario