Paraguay: ganó el que compró más votos

A la luz del triunfo de la Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado), una sociedad anónima  de  delincuentes, podemos afirmar que la sociedad  política paraguaya es complaciente con sus ladrones y verduga e implacable con sus soñadores.

Foto: Miguel Méndez

El 22 de diciembre de 1992, hemos descubierto 3 toneladas de documentos de la policía secreta de Alfredo Stroessner que tiene hoy acorralado a los genocidas de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay (OPERACIÓN CONDOR). Resulta paradójico, que estos archivos hayan sido considerados desde el primer momento como un acontecimiento histórico nacional e  internacional que ha provocado múltiples publicaciones  .En 2009 la UNESCO le asignó la categoría de MEMORIA DEL MUNDO. La Fiscalía General  no investigó el contenido de este Archivo hasta la fecha, consolidando la impunidad.

El 28 de agosto del 2008, la COMISION DE VERDAD Y JUSTICIA entregó a los Poderes del Estado el informe final con sus respectivas conclusiones y recomendaciones. Destacados y antiguos funcionarios y represores de la dictadura estronista pasaron a ser funcionario del Estado. Tampoco fueron investigados por la Fiscalía General los personeros de la dictadura que actuaban a través de las seccionales del Partido Colorado gobernante durante los 35 años de dictadura.

El terrorismo de Estado lleva impresa las huellas digitales de Alfredo Stroessner y de sus secuaces. Hoy como ayer, los fiscales, jueces, policías y militares arremeten contra los defensores de los derechos humanos en vez de escucharlos y protegerlos.

La elección del 21 de abril de 2013 es simplemente la legitimización del golpe de Estado ocurrido el 22 de junio de 2012. El triunfo de los nostálgicos de la dictadura permitirá la reinserción de Paraguay en el concierto de las naciones en calidad de caballo de troya para obstaculizar la unidad latinoamericana.

En Paraguay una vez más la izquierda fue derrotada .El nuevo “patrón” de esta sociedad feudal es   Horacio Cartes que durante la dictadura y luego en democracia amasó una inmensa fortuna “non santas” según la prensa nacional e internacional. Compitió con él por el cargo presidencial  Efraín Alegre, también de tendencia de derecha quien para fortalecer su intención de voto se alió con el partido que creó el general también golpista Lino Oviedo. Esta alianza le salió como tiro por la culata.

Como hay un profundo descrédito al sistema político gran parte de la población acudió a votar porque le pagaron por su voto utilizando para el efecto las modernas tecnologías. Ganó el que compró mas voto o sea lo que pasó en Asunción el 21 de abril fue una timba electoral.

Los graves problemas sociales no fueron motivo de preocupación de los candidatos golpistas. Siguen los latifundios, la corrupción, la injusticia, el modelo político prebendario, sigue en vigencia la doctrina de la seguridad nacional, la falta de atención medica, la falta de educación para todos.

Stroessner y sucesores esclavizaron al pueblo paraguayo por medio del analfabetismo. Además se seguirá aplicando la receta neoliberal del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. El Comando Sur norteamericano seguirá con sus maniobras antisubversivas en un país que se hace llamar democrático. Es la prueba que el CONDOR SIGUE VOLANDO.

Tampoco se preocuparon de que pasó en Curuguaty, donde fueron asesinados policías y campesinos inocentes donde los complotados fueron el Nuncio, los ganaderos y sojeros vinculados con las multinacionales como Monsanto, la petrolera norteamericana Dahiva y la multinacional canadiense Río Tinto Alcan, que explota aluminio. El reclamo de la tierra por parte de los sin tierra  permitió a la derecha desalojar sin violencia del poder a la izquierda con la complicidad del Congreso Nacional, un nido de “sapos y culebras”.

Sólo  una transformación radical de la base cultural y moral de la juventud  permitirá al Paraguay hacer frente al  retorno de los brujos.

Comentarios

Publicá tu comentario