Paraguay es vulnerable a la filtración de informaciones con los programas de la USAID

Así lo indicó el ex ministro de relaciones exteriores Jorge Lara Castro. Programas de cooperación del Estado con la agencia estadounidense, como los de cedulación y entrenamiento de las fuerzas de seguridad, le hacen fácil el trabajo a la CÍA. La USAID sigue la política norteamericana, asegura. «EEUU tiene una política de mantener subordinada a América Latina».

Jorge Lara Castro, ex Ministro de Relaciones Exteriores. Fuente Los Tiempos

Documentos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) revelan que Paraguay también forma parte de la lista de países cuyas comunicaciones fueron espiadas por EE.UU. Aunque no hay números exactos, los documentos filtrados a la prensa brasileña por el excontratista de la CIA Edward Snowden comprueban que la vigilancia hacia nuestro país fue constante.

El ex ministro de relaciones exteriores Jorge Lara Castro, respecto a las acciones de espionaje de EEUU en Paraguay, reveladas por O Globo, aseguró que “con toda la información internacional que está emergiendo, es presumible que estemos en esa esfera”.

Respecto a la posible extracción de información por parte de la CIA de informaciones a partir de la participación de la USAID en programas clave de seguridad del Estado paraguayo, como las de cedulación y entrenamiento de policías y militares, lo que para muchos representa una violación de la soberanía, expresó que Paraguay es un país muy vulnerable.

“Este país tiene por supuesto una situación de mucha vulnerabilidad, es un país muy vulnerable, primero por toda la estructura organizativa del Estado. Esta estructura organizativa del Estado se basa en una gestión territorial limitada. Una parte del territorio no está ocupada por el Estado y por otro lado es un Estado que excluye a la mayoría de la población, la mayoría de la población paraguaya no está protegida por el Estado», indicó.

«Hay que considerar que básicamente el 3% controla prácticamente el 85% de la tierra. Es una economía de agro-exportación, es un modelo económico que destruye la naturaleza. Y para esto más que promover inclusiones sociales de lo que se trata básicamente es de controlar los procesos de exclusión”, agregó.

Para Lara Castro, la USAID es una agencia de cooperación en gran parte de la sociedad paraguaya y es parte de la política norteamericana.

Política de subordinación

Respecto al papel de la embajada norteamericana en Paraguay aseguró que “sigue la política norteamericana”. “La política norteamericana se basa en una política que hemos estado viendo en todos los procesos históricos de América Latina, una política de mantener subordinada a América Latina a la primera potencia mundial”, expresó.

“Esa política global se redefine en su especificidad nacional. Y en ese sentido hay sectores importantes de esta sociedad que comparten la visión de la política norteamericana que precisamente no se caracteriza por promover ni desarrollar nuestras sociedades”, puntualizó.

Respecto a los intereses de EEUU en Paraguay, indicó que al país “no se lo puede mirar de manera aislada, al Paraguay hay que mirarlo dentro de la región. Hay que considera que en este momento, después de los gobiernos dictatoriales, autoritarios, represivos dentro de esta política norteamericana, los pueblos fueron emergiendo a través de sus resistencias y sus luchas, hacia un proyecto más de integración de nuestra región”.

Aseguró que “con estos gobiernos progresistas que tenemos en la región, Paraguay pasó a incorporarse a este proyecto de integración, que es un proyecto no solamente comercial, sino que es una integración productiva, es una integración cultural, es una integración científica-tecnológica. Es un proyecto de recuperar nuestros recursos estratégicos. Y en ese proyecto estábamos con un nuevo enfoque del MERCOSUR, del UNASUR, del CELAC, que justamente apunta a crear bases reales de transformación de nuestras sociedades”.

“Entonces no se puede mirar el país como un espacio aislado, sino como parte de un proyecto regional. No hay que olvidarse que precisamente por eso en su momento Paraguay se incorporó al rechazo del ALCA”.

Indicó que en perspectiva hay visiones diferentes de lo que es un proyecto de transición hacia la recuperación de nuestros espacios soberanos en América Latina.

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario