Pablo Selnik: «Hay muy buen nivel en el jazz paraguayo»

Por Jorge Zárate

El flautista español dió una serie de conciertos en Drácena, Literaity, Mburukujazz y otros espacios de la ciudad en los que exhibió sus notables búsquedas sonoras acompañado de Seba Ramírez en batería y Chino Corvalán en bajo. También conversó con E´a.

-¿Como aparece Paraguay en tu horizonte?

– Mira, hubo una época en que estaba quemado con la música, incluso había dejado de tocar, estuve unos 9 meses mas o menos sin tocar y tenía un amigo que estaba viviendo acá y me invito, el Isra que es un guitarrista de Heavy Metal, me dijo vente para aquí que hay otro tiempo, así te clarificas un poco.

– ¿En qué año se dio todo?

– Eso fue en el 2014 y la verdad es que me fue muy bien, comencé a tocar con los chicos y me volvieron a dar ganas de hacer música, empecé a dar clases en la Facultad de Arquitectura (FADA) y nada, a partir de ahí comencé a retomar mi actividad musical, armé mi cuarteto acá.

– Se nos ocurre el sonido de la flauta cercano a la gaita en España…

– Se puede encontrar allí relación con un montón de instrumentos, más en el sur, más en Valencia hay una tradición de metales y vientos muy importante, en Barcelona hay un poco de todo, una escena muy potente, mucha gente tocando a un nivel muy alto, pero si con pocos espacios para tocar, cada vez menos…

– ….¿y por qué se da esa situación?

– Creo que hay un interés por parte de los estados en general por que no haya un florecimiento de la cultura a nivel general porque cuando menos culto es un pueblo es más fácil de engañar y dominar, entonces hay cositas, pero está todo muy derivado hacia lo comercial.

– ¿Cómo vivís el separatismo catalán?

– Y bueno, hay un tema político en España que se manifiesta a nivel social hace muchas décadas y está enquistado en la sociedad, no me voy a poner a favor ni en contra de la independencia porque no me gusta meterme en política, pero creo que cuando un pueblo tiene una voluntad de tomar una determinación o un camino creo que lo mínimo que hay que hacer es escucharle, permitir que se haga un referéndum , que la gente se pueda expresar y no reprimir de una manera tan brutal y violenta como hizo la policía española el 1 de octubre de 2017. Por eso sin entrar a valorar si se tiene que independizar o no Cataluña, creo que lo primordial es que el pueblo tenga la potestad de poderse expresar.

– Escuchamos algunas reminiscencias del Oriente Medio en tu música, especialmente en el tema Jaque Mate, ¿hay algo que te lleva hacia ahí?

  • Siempre me interesaron las civilizaciones pre judeo cristianas, el antiguo Egipto, todo lo que es la antigua Babilonia, el pre hinduismo, todo ese tipo de civilizaciones donde no había un paradigma tan polarizado entre el bien y el mal, habían una serie de valores y de pensamientos muy distintos que a partir de esta visión maniqueísta que tenemos ahora de lo bueno y lo malo, Dios, y el demonio, creo que hay ciertas cosas que tenemos vedadas por tener esa visión.

– ¿Volviendo al Paraguay, cómo ves la escena musical?

– Sé que hay una escena muy fuerte de folklore, estuve tocando con Juanjo Corvalán y me pareció alucinante y por lo que me han contado hay una escena de Metal muy interesante, después en lo que es Jazz, los chicos tienen un nivelazo. Creo que es importantes que los músicos salgan y se formen afuera porque Paraguay tiene una realidad como burbuja que a veces es importante superar, para que los chicos tengan una visión distinta de lo que pasa en el mundo y después puedan volver aquí a entregar eso.

– Entendiendo que esos cotejos ayudan a crecer…

– Claro, lo digo como alguien que salió de Barcelona y me hizo abrir mi visión y madurar como músico. Todo eso se termina reflejando en la manera que uno toca porque si uno está siempre en el mismo lugar es como que su visión cada vez se va haciendo más chiquitita y se cree que eso que se vive es la realidad y en realidad las realidades son diversas.

– Igual ves un buen presente en nuestra música…

… Por suerte, cada vez que vengo a Paraguay es un gusto porque hay lugares para tocar, porque hay gente interesada , que escucha, hay una escena efervescente que hay que potenciar . Hay una semilla que si germina será muy potente y son cosas que en Europa no se ven, allí está todo mucho más seco, como que pasaron muchos años y las escenas se van desgastando.

Comentarios

Publicá tu comentario