Otra víctima del sicariato en Paraguay

Al igual como lo mataran en 1991 a Santiago Leguizamón, a Fausto Gabriel Alcaraz, conductor de Radio Amambay 570 AM, lo acribillaron al mediodía de hoy luego de terminar su programa radial. Del ’91 a esta parte, el sicariato se ha extendido extraordinariamente.

Al bajar de su vehículo,

Al bajar de su vehículo, acribillaron a Fausto Gabriel Alcaraz. Fuente: Ultima Hora

El 26 de abril de 1991 mataban a Santiago Leguizamón, director de Radio Mburucuya, llenándole de balas el cuerpo, a pleno sol y a cara descubierta. En ese tiempo gobernaba el país el general Andrés Rodríguez, indicado de tener vínculos con el corredor (cartel) Medellín-Santa Cruz.

De acuerdo con las primeras informaciones, Fausto Gabriel salió de su programa habitual, se dirigió a su casa y en ese tren lo interceptaron sicarios en moto. Las balas no le dieron tiempo para decir amén.

De aquella muerte sellada con marca de los narcos en 1991, el asesinato por encargo se ha extendido en gran parte del país. Entre periodistas, el Sindicato de Periodistas del Paraguay registra una decena de asesinatos.

Entre los dirigentes campesinos, ya suman alrededor de cien asesinados, varios de los cuales tienen el mismo formato: muchachos (brasileros) en moto que llegan a la casa, preguntan por la persona indicada y al salir la llenan de balas. Así ocurrió con Mariano Jara en Santa Catalina, Yasy Cañy, en el 2010; así ocurrió con Vidal Vega, cuando aquel 1 de diciembre de 2012, a la madrugada, fueron a preguntar por él. Frente a su señora y su hijo lo dejaron tumbado a balazos. Mariano Jara era el líder de la comunidad Santa Catalina y Vidal Vega, dos veces  presidente de la comisión vecinal Naranjaty, la comisión que ocupaba de Marina Cue, el territorio aquel del que sacaron a balazos a los sintierras el 15 de junio de 2012.

El suceso

Fausto Grabierl Alcaraz fue acribillado por sicarios que lo siguieron en moto y le dispararon cuando llegaba a su vivienda en las inmediaciones de Radio Mburucuya, poco antes de las 13 horas de hoy. El periodista se percató de que lo seguían y trató de huir, pero fue alcanzado por las balas de una 9 mm cuando bajó de su vehículo. El mismo realizaba fuertes denuncias contra narcos de la zona, según el propietario de la radio, el Senador Robert Acevedo.

Comentarios

Publicá tu comentario