Otep pide declarar una emergencia educativa

La Organización de Trabajadores de la Educación (Otep-SN) dió a conocer el documento “La educación la hacen los pueblos. Por un modelo educativo genuinamente paraguayo” en la que presenta propuestas y alternativas ante la pandemia del Covid-19, reclamando se declare una “Emergencia nacional educativa”.

En ese marco se propone “Dotar de recursos tecnológicos básicos a cada institución educativa (wifi, impresoras con insumos, computadoras) a fin de generar condiciones para el nuevo enfoque durante la crisis sanitaria y capacitar a los docentes” en la utilización de los mismos.

Se pide también “establecer las instituciones educativas como centros de apoyo y distribución de alimentos o de la preparación de ollas populares acorde a la realidad de cada institución y la utilización de radios comunitarias para complementar y reforzar el proceso de aprendizaje”, entre otros elementos.

La participación activa de los docentes en el diseño y la impresión de los cuadernillos a ser utilizados, la definición del momento del regreso a clases, aparecen también como elementos de la propuesta sindical que esperan analizar en conjunto con las organizaciones estudiantiles y el Ministerio de Educación (MEC).

Esto tras analizar en el documento que “nuestro país ha venido arrastrando una crisis educativa desde hace décadas; desde el propio diseño curricular, las conducciones ministeriales, un exiguo presupuesto y la casi nula ejecución del mismo en cuanto a inversión en estudiantes, en tecnologías y otros, la desidia de las autoridades, la corrupción imperante, la pobreza, el analfabetismo real y funcional han ido dañando este obsoleto sistema educativo y agravando las grandes desigualdades ya existentes”.

Ante ese cuadro de situación consideran que la implementación del sistema virtual para el desarrollo de las clases y las decisiones que lo acompañaron aparecen como “medidas apresuradas y descontextualizadas, teniendo en cuenta la situación del país cuya radiografía lo muestra los datos estadísticos mencionados. Es imposible que las clases virtuales alcancen a la mayoría y es absurdo adoptar esta medida como centro del proceso pedagógico en donde los trabajadores de la educación se convierten en meros vehículos transportadores de contenidos”.

Señalando que el Ministerio de Educación parece “desconocer el rol docente y su protagonismo como agente educativo en su institución y en su comunidad educativa, limita la educación a una serie de conocimientos estandarizados, abstractos e imposibles de descifrar para los padres de familia, como también intenta reducir el proceso en una simple memoria o estudio sobre papel desconociendo el complejo proceso que se requiere para el aprendizaje y que éste no se limita solamente a lo académico”.

Apunta entonces que “el Sistema Integrado para la Gestión (Sigmec) es un instrumento válido, sin embargo, su uso no puede ser universalizado en el magisterio nacional teniendo en cuenta la falta de acceso a internet y esto afecta a miles de docentes de las zonas  rurales, por tanto, debe haber mecanismos alternativos para la orientación y control de las tareas”.

Tras el análisis la Otep-SN reclamó que “se nos dé a todos la posibilidad de participar, decidir, diseñar, ejecutar, evaluar e ir avanzando paulatinamente”.

Para ello requirieron:Flexibilizar el calendario escolar y de las diferentes actividades del proceso pedagógico; conformar una Comisión Técnica de Trabajo para enfrentar la crisis actual; instalar una Comisión Técnica de Planificación y Trabajo para la vuelta a clases; suspender las actividades académicas por un tiempo: para consensuar con todos los actores las estrategias a ser implementada para salvar el año escolar, teniendo en cuenta las distintas situaciones y realidades de cada comunidad educativa y considerar las características geográficas de los departamentos, distritos y comunidades educativas para el diseño de las estrategias”, entre otros puntos.

La mirada de Otep

 105 mil niños y niñas en edad escolar están fuera del sistema educativo.

 un millón de jóvenes de 15 a 19 años no estudian y el 74% de ellos no trabajan.

 7.705 instituciones educativas del país no cuentan con bibliotecas, ni laboratorios, ni salas de informáticas.

 0% (cero por ciento) de capacitación docente

 alimentación escolar mal distribuida e insuficiente y con licitaciones amañadas

 más de 250 mil personas mayores son analfabetos absolutos.

 el 69% de los que leen no comprenden lo leído, (analfabetos funcionales)

 el promedio de escolaridad en el Paraguay es de solo 5 a 7 años.

 la cobertura de señal es casi nula en muchos lugares del interior del país y es difícil acceso a internet.

 niños y niñas en situación de criadazgo y otros tipos de trabajos forzosos.

 el 30% de los niños y adolescentes abandonan sus estudios antes de iniciar la educación media.

 según datos de UNICEF 2016 el 30% de los niños, niñas y adolescentes indígenas no concurren a un establecimiento educativo.

Fuente:  Organización de Trabajadores de la Educación (Otep-SN)

Comentarios

Publicá tu comentario