Acusan a Antonio Gamarra de represor terrorista y provenir de los «bajos fondos policíacos»

PCP afirma que nombramiento del Jefe de la zona norte es perjudicial.

Conamuri y PCP repudian estado de excepción.

Para el Partido Comunista Paraguayo existe un criterio básico para el combate al EPP, consideran fundamental investigar y tomar medidas adecuadas contra los mafiosos responsables de este engendro provocador y encarar respuestas justas a los problemas socioeconómicos y políticos como la pobreza extrema, la falta de trabajo, además de  la ausencia de un verdadero gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

En tal sentido indicado, afirman que perjudica gravemente el nombramiento como jefe policial de la zona norte al Comisario Antonio Gamarra, señalado como elemento corrupto y corruptor procedente de los bajos fondos policíacos y  represor terrorista, particularmente en el secuestro, desaparición y torturas de Arróm y Martí, dirigentes del Partido Patria Libre.

El comunicado del PCP critica el decreto de Estado de Excepción que contradice los derechos fundamentales de la Constitución Nacional. La iniciativa y la responsabilidad principal de esta ley represiva contra el movimiento campesino y popular, es de los parlamentarios y sus mandantes sojeros y ganaderos, que defienden el viejo sistema en que predominan el latifundio, el capital financiero transnacional y la dependencia a intereses extranjeros». Refiere el pronunciamiento.

Los elementos de combate no otorgan, de por sí, paz a las comunidades. Con uniformados desplazándose por las calles y restringiendo la libertad de las personas –además teniendo en cuenta los resultados negativos del anterior estado de excepción– el Gobierno de turno se

Denuncian además la indiferencia de los parlamentarios que viven con sueldos millonarios y privilegios de todo tipo, mientras ignoran los justos reclamos de los campesinos pobres, de los educadores, de los trabajadores, de los estudiantes.

Por su parte la La Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas
(Conamuri) calificó de innecesario el despliegue militar en la zona norte del país, con la vigente excusa del combate al EPP. Según la CONAMURI el Estado de Excepción solo servirá para sembrar pánico durante 60 días a los pobladores y a los dirigentes campesinos, ya que no existe un interés real por parte del gobierno de detener al grupo armado que opera en los departamentos de Concepción y San Pedro.

«Lo que creemos es que con esto se estará criminalizando, todavía más, la lucha social, ante una inminente persecución a líderes campesinos en el contexto de las reivindicaciones históricas y populares, como lo
es el proceso de recuperación de tierras mal habidas llevado adelante por el INDERT, con el respaldo de las organizaciones sociales». Sostuvo la CONAMURI

También criticaron a los sectores que buscan réditos políticos de cara al año electoral que se avecina, olvidando que detrás de este cuadro hay víctimas humanas y familias pobres sufriendo las consecuencias dejadas por el accionar del grupo criminal conocido como EPP.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.