Organizaciones campesinas rechazan semillas transgénicas

Alrededor de 1.500 personas se manifestaron hoy en Asunción rechazando la aprobación de las semillas transgénicas de algodón y maíz y repudiando el golpe de Estado parlamentario que puso en el gobierno a Federico Franco. 

Marcha de esta mañana. Fuente: foto de Eduardo Arce

Los manifestantes, pertenecientes a las organizaciones que forman parte de la Coordinadora de Organizaciones Campesinas e Indígenas (COCIP), protestaron por la decisión del gobierno golpista de Federico Franco de permitir la utilización de semillas transgénicas de Algodón y maíz.

La protesta también incluyó el repudio a la Ley Antiterrorista, presentada por el gobierno de Fernando Lugo el año pasado y aprobada por el Parlamento en un “abrir y cerrar de ojos”, y la necesidad de una reforma agraria integral, aspecto que tampoco se avanzó en los cuatro años del gobierno de Lugo.

La marcha, que se inició en la Plaza Uruguaya, tuvo como primera parada en el Instituto de Desarrollo rural y de la Tierra (INDERT), donde reclamaron la necesidad de avanzar en un plan de reforma agraria  “de desarrollo real y sustentable, que permita una mejor distribución de la tierra y un modelo de producción respetuoso de la naturaleza, que fortalezca la agricultura familiar campesina y que garantice la soberanía alimentaria”.

Según los manifestantes, la reforma agraria “debe frenar la expulsión de campesinos e indígenas del campo, el deterioro del medio ambiente y enfrentar el cambio climático”

Posteriormente se encaminaron hacia el Ministerio de Agricultura y Ganadería, donde responsabilizaron al ministro Enzo Cardozo por la aprobación de la utilización de la semilla transgénica del algodón y dar luz verde para que ocurra lo mismo con el maíz.

Expresaron el rechazo a la decisión del gobierno golpista pues los transgénicos provocan contaminación y empeorarán la situación del campo, agudizando la crisis climática y poniendo en serio peligro la vida y biodiversidad.

Los diversos oradores dejaron entrever que detrás de la aprobación delos transgénicos había dinero de la trasnacional Monsanto.

Siguieron la marcha hacia el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), donde repudiaron al actual presidente Jaime Ayala por que también es presidente y accionista de una empresa de comericalizadora agroquímicos denominada  “Pacific Agrosciences”, según las documentaciones de la denuncia. “Este es el que nos envenena la vida”, dijeron los oradores.

Tras pasar por SENAVITAT donde repudiaron las políticas de viviendas del gobierno golpista, se dirigieron al diario ABC Color, donde repudiaron la política editorial de desinformación constante y permanente. “Es una fábrica de mentiras”, dijeron los campesinos y coreaban “ABC IJAPU”.

La marcha finalizó frente al Panteón Nacional de los Héroes.

La COCIP es un espacio que trabaja a favor de la unidad de las organizaciones campesinas y está integrada por la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), la Coordinadora de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (CONAMURI), la Organización Nacional Campesina (ONAC), la Central Nacional de Organizaciones Campesinas Indígenas y Populares (CNOCIP), el Movimiento Agrario y Popular (MAP) y la Mesa Indígena.

Comentarios

Publicá tu comentario