ONG teme uso prebendario de la figura del soldado profesional

No es competencia de las Fuerzas Armadas la generación de empleos a la ciudadanía, esta institución tiene un rol constitucional establecido, señaló el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj-Py).

La figura del soldado profesional fue creada recientemente por el Congreso Nacional. Foto: Paraguay.com

«Los jóvenes que se incorporen serán nuevamente utilizados como “carne de cañón” y pasibles de abusos de parte del alto mando militar para actividades fuera de ese ámbito. Creemos que la figura del soldado profesional podría ser utilizada en forma prebendaria por autoridades políticas y militares a favor de sus “recomendados”», consideró.

Generará mayores gastos al presupuesto general de la Nación y no redituaría en ningún beneficio económico como de ninguna otra índole para el país, agregó. “¿Al país le urgen soldados profesionales o mejorar la atención en salud?”, se preguntó la Ong para señalar que “en un mes, sólo en salarios para 1400 soldados profesionales, se gastarán G. 2.321 millones. En un año, aguinaldo incluido, serán G. 30.179 millones. Casi 7 millones de dólares anuales”.

Agregó que “sólo con el 11% de ese presupuesto anual, es decir G. 3.456 millones, se podría dar cobertura privada por un año – ya que el Ministerio de Salud no cuenta con recursos para tercerizar esta atención- a 60 pacientes con problemas renales que actualmente no están dentro del presupuesto de MSP.

Según datos del MSP, de 100 pacientes registrados con este problema, de marzo a agosto de este año han fallecido la mitad debido a la falta de insumos e infraestructura”, apuntó.

La figura del soldado profesional es una propuesta en la cual un joven de entre 19 y 26 años, que ya haya hecho el Servicio Militar Obligatorio, puede ser contratado dentro de la estructura de las FF.AA por un año, prorrogable hasta un máximo de 2 años. Pasado este tiempo, incluso, desde el 3er año puede permanecer en el cuadro permanente de las FFAA.

“Con el elevado presupuesto que se prevé para esta figura, lo más conveniente sería invertir en “seguridad humana”, es decir: acceso a la educación, a la salud, a la tierra y otros derechos vulnerados de la ciudadanía”, consideró el Serpaj.

“En un país donde no existe riesgo de conflicto bélico, pensamos que la propuesta de buscar “profesionalizar” y “modernizar” las FF.AA es errada. Seguimos teniendo alta tasa de mortalidad infantil, de desnutrición, la cobertura en salud es insuficiente así como también el acceso a la educación, por lo tanto dirigir gastos y esfuerzos en soldados y armas, es un despropósito”, concluyó.

 

Comentarios

Publicá tu comentario