Ola de repudio a la suba del pasaje batió la Costanera

Más de mil personas se manifestaron ayer en la Costanera de Asunción contra la suba del pasaje con una colorida marcha que culminó con música y micrófono abierto.

Más de un millar de personas expresaron su repudio a la suba del pasaje en la marcha realizada en la Costanera. Foto: cigarrapy.

Bajo los últimos destellos de la tarde, la marcha partió de la rotonda de la Costanera encabezada por un grupo de ciclistas y escoltada por una caravana de decenas de automóviles que portaban banderas y carteles. Una pluralidad de sectores como estudiantes universitarios y secundarios, agrupaciones políticas, sindicales y gente autoconvocada elevaron sus consignas contra la suba del pasaje y en repudio a los empresarios del transporte, que según las constantes denuncias utilizan datos viciados para justificar los aumentos.

“Cartes, fascista/dejá de reprimir/impuesto a la soja/ pasaje a 2.000”, cantaba una columna de los manifestantes. Recordaron, asimismo, que cuatro manifestantes se encuentran imputados luego de que fueran arrestados tras la violenta represión contra la protesta del viernes 3 de enero.

“Fuera cartista, fuera cartista”, exclamaba otro grupo formando un círculo alrededor del concejal colorado Hugo Ramírez.  “Vengo a manifestarme como cualquier ciudadano”, se justificó Ramírez mientras intentaba sortear el escrache y los flashes que se estrellaban contra su rostro.

Los malagoreros reyes magos –Malechor, Gastar y Ba-a-asaltar– que como inicio de año regalaron la suba del pasaje ostentaban sus túnicas y brillantes coronas. Lo acompañaban un personaje con una banda tricolor cruzándole el pecho y un doble del empresaurio César Ruiz Díaz. Lo flanqueaba un cara maquillada con la expresión vampiresca de estar sediento de sangre.

Los poco amables reyes magos Malechor, Gastar y Ba-a-asaltar. Foto: Charizard.

Así, los presentes se fueron reuniendo en torno al escenario donde Mario Casartelli estrenaba un nuevo estribillo acorde a la ocasión.

“Andá jodele a tu abuela/ Ruiz Díaz o a tu mamá/aquí ya nadie se traga/el cuento de Cetrapam”, cantaba Mario al son de la guitarra.

Marina Cue

Entre los varios oradores, intervino la historiadora Margarita Durán, quien recordó que la jornada de protesta coincidía con los un año y siete meses que transcurrieron de la masacre de Curuguaty. La catedrática refirió la necesidad de que toda la ciudadanía se aglutine en torno a la exigencia de nulidad del proceso entablado contra los campesinos y su inmediata libertad, así como la recuperación de las tierras estatales usurpadas por la firma Campos Morombí.

“Marina Cue, pueblo mba’e”, respondió parte de la concurrencia.

Distintos sectores unieron sus voces contra la suba del pasaje y el SOAT. Foto: Charizard.

Otra bandera de la jornada fue el rechazo al Seguro Obligatorio contra Accidentes de Tránsito (SOAT), al que denunciaron como un negocio para beneficiar a las aseguradoras privadas en lugar de invertir en el sistema de salud pública. Asimismo, señalaron que el proyecto atenta contra el derecho al acceso a un servicio de salud público y gratuito.

Con el Palacio de Gobierno de fondo, las alusiones al presidente Horacio Cartes fueron permanentes.

“Aquí nació un nuevo Hitler”, expresó uno de los manifestantes mientras apuntaba hacia la casa de los López. “Reprime a campesinos por luchar por su tierra y defiende a los sojeros que matan con agrotóxicos”, sentenció.

También cuestionaron que la suba del precio del boleto se haya realizado sin un estudio técnico mientras el gobierno se niega siquiera a discutir un aumento del salario. Recordaron, asimismo, que el plazo dado al Ejecutivo para anular la suba vence el 21 de enero, día en que está convocada otra movilización.

La jornada fue coronada con la presentación en vivo de Rolando Chaparro. Foto: Charizard

“Dictadura nunca más”, fue el grito unánime de los presentes ante la denuncia de que la policía estaba impidiendo el ingreso de personas en varios puntos de acceso.

Con la presentación en vivo de Rolando Chaparro y la intervención de los últimos oradores, los manifestantes fueron remontando la cuesta con cierta prisa ante la amenaza diaria de perder el último bus rumbo a casa. Mientras la Costanera se iba despoblando, los caballos de la Montada pastaban en la oscuridad y un vehículo sin chapa de la fiscalía circulaba lentamente observando a los concurrentes.

Pero no todo es inequidad en este gobierno. Un pelotón femenino de antimotines montaba guardia al costado del Parlamento. Ahora las mujeres también tienen el privilegio de dar garrotazos a los que «arman lío».

El gobierno practica la equidad de género. El pelotón femenino de antimotines hizo una de sus primeras apariciones.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.