OEA constata y denuncia arreo de indígenas

«Es una grave violación a los derechos humanos», reportó la Misión electoral de la Organización de los Estados Americanos (OEA) al denunciar el enclaustramiento en estancias y el posterior arreo de indígenas para después llevarlos a votar. La constatación se dio en los departamentos de Presidente Hayes y Alto Paraguay.

Oscar Árias, jefe de la Misión de Observación Electoral de la OEA. Foto: Abc Color.

«La Misión llama la atención respecto a la práctica directamente observada en algunas zonas del Chaco Paraguayo conocida como “encerrona” o “corralón”, a través de la cual miembros de comunidades indígenas son transportados a los lugares de votación el día de los comicios previo encierro de uno o dos días en estancias de la zona. La práctica, aunque no extendida, constituye una grave violación a los derechos humanos de las poblaciones sometidas que debe ser investigada, penalizada y prevenida en futuros procesos electorales. Del mismo modo, la Misión fue testigo de la compra de cédulas por parte de un Senador del Congreso Paraguayo para evitar el ejercicio del voto por parte de ciudadanos. Igualmente, constató en algunos centros de votación, y por parte de distintos partidos políticos, compra de votos. Estas conductas constituyen graves delitos electorales», indicó el reporte.

También fue importante la crítica a la cobertura de los medios de comunicación y al uso de las bocas de urna. “En relación a la cobertura que los distintos medios de comunicación dieron al proceso electoral durante los últimos meses, la Misión reitera la importancia que tiene para el ejercicio del sufragio que se garanticen espacios para que todas las opciones en contienda puedan ser oportunamente conocidas por la ciudadanía”, expuso.

“Del mismo modo, la Misión llama la atención sobre el uso indiscriminado de encuestas débilmente reguladas en los distintos medios de comunicación. Con particular preocupación ha observado la práctica de divulgar los resultados de encuestas de boca de urna el mismo día de la elección encubriendo los nombres de los candidatos. Esta práctica implica una flagrante violación a la normativa electoral y puede convertirse en un instrumento de distorsión de la voluntad popular”, apuntó la misión internacional en su informe divulgado ayer.

Informe completo en:

http://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=C-152/13

Comentarios

Publicá tu comentario