Observadores de EEUU preocupados por simpatía de Cartes con la dictadura

La Misión de observación SOA Watch reconoció la tranquilidad de las elecciones, sin embargo señalan como punto a tener en cuenta para los derechos humanos las declaraciones de Horacio Cartes que reivindicaban el «orden y progreso» de la dictadura, asi como su amenaza de instalar el partido colorado para siempre en el poder.

Cristian Sánchez, Susan Lagos y Theresa Cameranesi, integrantes de la Misión de la SOA Watch de EEUU. Foto: Miguel Armoa.

Desde el 17 al 22 de abril, la Misión de Observación de  derechos humanos de la SOA Watch (Observatorio de la Escuela de las Américas) realizó una visita al Paraguay reuniéndose con organismos de derechos humanos y agrupaciones sociales para conocer in situ la situación de los derechos humanos y que preocupan a la organización internacional.

Debido a las denuncias internacionales sobre violaciones de derechos humanos en el caso de la masacre, la Misión realizó visitas a familiares y presos del caso Curuguaty, así como a comunidades afectadas.

Elecciones

La Misión de Observación de SOA Watch a Paraguay también estuvo monitoreando el desarrollo de las elecciones nacionales de este domingo 21 de abril que dio por ganador a Horacio Cartes, de la Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado).

Dichas elecciones se dan luego de la cuestionada destitución del presidente Fernando Lugo de junio de 2012.

En ese sentido, reconocen «la tranquilidad con la que se desarrolló el sufragio».

No obstante, dejan constancia de su «preocupación por el retorno al poder de un sector político que implantó por 35 años una dictadura que materializó violaciones de derechos humanos, persecuciones, exilio, torturas y crímenes de lesa humanidad».

«Un signo político bajo cuyo gobierno de transición democrática se mantuvo un modelo económico-político clientelista y corrupto que tuvo excluido de sus derechos básicos a los sectores más vulnerables de la población paraguaya. Se mantuvieron también actos de represión contra organizaciones sociales, que quedan constatadas en los más de 100 líderes campesinos fallecidos en el marco de la lucha por la tierra», aseguran los activistas.

Dictadura y Cartes

Los observadores de la SOA Watch, junto a Martín Almada y Vidal Acevedo de Serpaj-Py,  durante la conferencia de prensa realizada hoy, donde dieron a conocer el informe de la Misión. Foto: Miguel Armoa.

«Nos preocupa fuertemente la simpatía y la reivindicación de la dictadura expresada en medios de prensa durante su campaña por parte del presidente electo Horacio Cartes», aseguraron los observadores.

«Este reivindicó la “Paz y progreso” (slogan de la dictadura) que brindó el Partido Colorado en sus 60 años anteriores en el poder», aseguraron. Cartes había resaltado a un medio chileno «el orden y progreso» del «modelo» colorado.

«También vemos preocupantes sus expresiones de desprecio hacia las personas con distinta opción sexual, los sindicatos y sus intenciones de instalar en el poder a su partido para siempre». Dichas expresiones denotan aspiraciones excluyentes y totalitarias, indican. «Todo esto sin contar con sus relaciones con sectores retardatarios».

«Las denuncias de sus vínculos con sectores ilegales como el narcotráfico, el contrabando y el lavado de dinero, deja mucha duda respecto a que el mismo pueda o quiera cambiar el modelo político y económico que estableció su partido por 60 años», acotaron.

La misión estuvo monitoreando las elecciones del domingo, donde salió electo presidente Horacio Cartes. Hoy dieron a conocer su informe. Foto: Miguel Armoa.

Expresaron su deseo de que Paraguay no retorne a los años más oscuros de violación de derechos humanos.

Respecto al desarrollo de las elecciones, señalaron como hecho irregular el anuncio por parte del Ministro del Tribunal Superior de Justicia Electoral Juan Manuel Morales, quien en horas de la mañana estaba indicando quien iba ganar las elecciones. «En flagrante violación del Código Electoral, desanimando a que algunos sectores acudan a votar».

Sobre SOA Watch

SOA Watch, con oficina en Washington DC, Venezuela y Chile, fue fundado en 1990 por el sacerdote Maryknoll Roy Bourgeois. Es una organización de activistas no violentos preocupados por los derechos humanos y que monitorean el comportamiento de soldados latinoamericanos, egresados e instructores, que son entrenados por el Ejército de Estados Unidos en la Escuela de las Américas. La Escuela de las Américas, denominada también «Escuela de asesinos» o “Escuela de los golpes”, fue el centro de formación de los más grandes represores y torturadores de las dictaduras latinoamericanas, y sigue en funciones.

 

Comentarios

Publicá tu comentario