Nuestros augurios para el Paraguay de 2012

Los deseos de un paraguayo que vive en Roma para el importante año preelectoral que está comenzando.

Calendario 2012. Imagen: Online.com.py.

Es una costumbre habitual en la vida de los hombres formular augurios de felicidad para sí mismos, sus familiares y  amigos, en cada  nuevo año que comienza.

¿Qué votos de feliz augurio podemos formular los centenares y centenares de paraguayos desparramados por el mundo, para la querida patria que nos vio nacer, en este importante año preelectoral que está comenzando?

Una sola palabra, casi mágica, sintetisa en nuestra mente, lo que mejor desearíamos para el Paraguay de 2012. Tal palabra es: renovación.
Deseamos, en primer lugar, una renovación de la Alianza que casi milagrosamente permitió el cambio de 2008. En el sentido de que tal alianza no sólo se consolide y fortalezca sino que se amplie y extienda a otros sujetos políticos del panorama nacional.

Es augurable que los protagonistas del cambio hagan un análisis serio y realista de lo hecho y no hecho en el presente mandato. Y que una vez verificado los resultados se abran a una nueva alianza futura.

Es necesario pensar, a nuestro parecer, más que a una alianza de partidos, una alianza de “ hombres sanos” que brillen por su capacidad, honestidad y espíritu de servicio al bien común. De esta manera se podría construir una “ chapa de presidenciables “ espontáneamente, atractiva y convincente para la mayoría de los paraguayos.

Deseamos tambien, en el orden legislativo, una substancial renovación de la bancada de diputados y senadores del parlamento nacional, en el sentido de que los viejos y anquilosados sobrevivientes de la era estronista –que continúan aún hoy maniobrando mañosamente los entretelones de la vida política– vayan definitivamente, en pensión, a gozar de un  legítimo y merecido derecho al reposo ( y nosotros de ellos). Y que tales “muebles viejos” del pasado sean sustituidos por una generación de políticos jóvenes, capaces, generosos y desinteresados, que operen por el bien común de los ciudadanos, no sólo movidos por los famosos “intereses partidarios” o, lo que es peor,  por  los intereses de la “propia billetera”.

Deseamos tambien una substancial renovación del poder judicial, consistente en el cambio de los jueces residuales del antiguo régimen, más al servicio de la plutocracia que de la democracia. Que sean sustituidos por una generación de jueces progresistas que ayuden y faciliten la restitución de las “tierras  mal habidas” en tiempos del estronismo (verdadero punto doliente de la administración actual) y que dejen de criminalizar a los campesinos que luchan, protestan y reclaman por la posesión de las mismas, en buzca de un mínimo de bienestar para sí mismos y sus familiares.

Y finalmente, en el orden participativo, deseamos que el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), aplique rápida y urgentemente, la feliz y dichosa modificación de la Constitución Nacional  que nos restituyó  nuestro legítimo derecho al voto, con la histórica victoria del referendum popular del 9 de octubre pasado. Es  necesario que el TSJE , en colaboración con el Ministerio de Relaciones Exteriores, se prodigue lo antes posible a la inscripción en el Registro Cívico Permanente (RCP) de los miles y miles de ciudadanos paraguayos residentes en el extranjero, por vía consular, con la sola presentación del pasaporte nacional válido como documento de identificación personal, para poder votar en 2013 .
De esta manera, nuestro augurio para el Paraguay de 2012 no será solo un pio y santo deseo escondido en la profundidad de nuestros corazones, sino que se convertirá en un aporte concreto para el proseguimiento y la consolidación del cambio que todos deseamos como el mayor y el mejor bien para nuestra lejana, querida y amada patria paraguaya .

Roma, 27 / 01 / 12.

Angel Sauá Llanes (asllanes@tiscali.it)

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.