No hay libertad de expresión sin acceso igualitario al espectro, afirma radialista

Victoria Prieto, de la radio comunitaria “Récord FM” de la comunidad de Arroyito Centro, distrito de Horqueta, Concepción, dijo respecto al proyecto de modificación de la Ley de Telecomunicaciones que el factor económico y la baja potencia concedida a las radios comunitarias actúan como agentes de censura en el Paraguay.

En contacto con el Centro de Producción Radiofónica Ñane Ñe’ê, refirió sobre el punto que prohíbe que las radios comunitarias reciban publicidad y financiamiento externo, que se busca imposibilitar el ejercicio de la tarea comunicativa porque se deja sin ingresos y sin recursos a las estaciones, que de algún modo deben enfrentar la reparación y mantenimiento de los equipos. Sin embargo, dijo que a pesar de estos obstáculos los comunicadores trabajan por el derecho a la información de mucha gente, aunque muchas veces no puedan llegar por el limitado alcance.

Subrayó que para que exista una verdadera vigencia de la libertad de expresión y opinión es preciso que se habilite un acceso equitativo al espectro radioeléctrico y no se cierren las vías de sustentabilidad a las estaciones. “No habrá libertad de expresión ni libertad de opinión si no hay igualdad en cuanto al reparto del espectro así como también la potencia”, enfatizó.

En este sentido, los medios alternativos reivindican el reparto de las licencias en tres partes iguales: 33% para las radios comerciales, 33% para los medios públicos y 33% para los medios privados sin fines de lucro, como las comunitarias, universitarias, etc. En la actualidad, el 97% del espectro radioeléctrico es acaparado por medios comerciales frente a un 2% de radios comunitarias y 1% de medios públicos.

Además del bloqueo económico, mediante el proyecto de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) se busca hacer ley un reglamento ya vigente que reduce al mínimo la capacidad de las radios comunitarias, pequeña cobertura hasta 50 watts (una manzana) y de mediana cobertura hasta 300 watts.

En cambio, para los operadores comerciales se prevén mayores beneficios como la licencia única, que habilita a prestar servicios generales (telefonía móvil, internet, TV paga por cable u satelital) de telecomunicaciones con un solo permiso. Además se plantea extender los plazos de las licencias hasta 15 años con relación a los 10 años que contempla la normativa actual. No obstante, en la práctica estas licencias se otorgan de por vida a los operadores comerciales, pues al vencer el plazo nunca son licitadas de nuevo y se renuevan automáticamente.

Comentarios

Publicá tu comentario