No hay justicia para los pobres, según esposa de don Sindulfo Agüero

Los acusados deberán someterse de vuelta a una nueva audiencia preliminar con un nuevo juez/a.

Fuente: www.baseis.org.py

Alejandra Bazán de Agüero dijo que otra vez queda sola y pobre en su casa, con el nuevo escenario jurídico-político que se abrió con el fallo de la Cámara de Apelaciones, que vuelve a sentar a su esposo e hija, junto con los otros 12 campesinos, al banquillo de los acusados, al anular el fallo del juez Gustavo Bonzi.

Tanto su marido Sindulfo Agüero, como su hija Estela Agüero están acusados de supuestamente haber colaborado con el grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) durante el secuestro del ganadero Luis Lindstrom. Sin embargo, la Fiscalía no pudo mostrar la implicancia de ninguno de los acusados durante la audiencia preliminar, por lo cual el juez Bonzi los liberó el pasado 28 de junio.

Alejandra Bazán de Agüero y su hija Stela Agüero de Meza, quien abraza a su padre Sindulfo Agüero Insaurralde. Fuente: SPP

Alejandra aseguró que ahora, nuevamente, está “a la Dios que es grande”. “Sólo a los pobres se les juzga, nosotros somos inocentes, no hay en nuestro país justicia para los pobres. Para los ricos sí, los narcos, por ejemplo, siempre se les libera pronto”, afirmó. “El gobierno no quiere saber nada de los pobres, no hay justicia para los pobres. Le juegan a los pobres, juegan con nosotros”, aseguró.

Ahora los acusados deberán someterse de vuelta a una nueva audiencia preliminar, pero con un nuevo juez/za. Tampoco se descarta que algunos/as de ellos pudieran pedir refugio en países vecinos, por la falta de garantías judiciales y la injerencia política en el proceso judicial.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.