“Ninguna familia está en contra de la Franja Costera, pero queremos ser parte del proyecto”

Conversamos con el coordinador de una de las organizaciones de los bañados de Asunción, Patricio Pintos, sobre la Franja Costera, la obra de infraestructura que muchos piensan que será la solución a futuras inundaciones en la capital.

El miércoles último empresarios constructores e inmobiliarios, la Pastoral Social y la organización privada Ciudadela realizaron en la Cámara de Diputados una audiencia pública sobre el tema, donde no fueron invitadas las comunidades ribereñas donde se construirá la obra.

Los presentes concluyeron que hay que revivir con urgencia el proyecto que nació ya en 1993 y agilizar la construcción de viviendas de las poblaciones para reubicarlos en otros lugares.

Entre 2010 y 2012 se realizó la primera parte del proyecto con la construcción de la Costanera de Asunción, cuestionada por arrasar y desatender las exigencias sociales, culturales y económicas de las poblaciones reubicadas en ese entonces.

La obra valorizó nuevos espacios de la ciudad y las inmobiliarias no perdieron tiempo en desplegar sus carteles y ofertas. Y el sector de la construcción fue dinamizado gracias a las grandes obras de licitación.

Patricio Pintos, actual coordinador de la Coordinadora de Defensa Comunitaria (CODECO), explicó que la segunda parte del proyecto no se avanzó simplemente por la resistencia organizada de las familias lugareñas.

Dijo que ni fueron invitados a la audiencia pública del miércoles, a pesar de ser interlocutores referenciados por la municipalidad y el Estado, pues en otros momentos compartieron mesas interinstitucionales con las autoridades.

Las organizaciones comunitarias de los bañados siempre tienen que estar luchando contra el secretismo de la información con que se manejan las autoridades y los sectores económicos que presionan sobre el proyecto, indicó.

El referente social recordó que si fueron invitados a mesas de diálogo en el pasado, fue luego de manifestaciones y acciones que pusieron en jaque a las autoridades.

“Ninguna familia está en contra del proyecto (Franja Costera), pero queremos ser parte y ser invitados, y plantear cosas que favorezcan a la gente. No estamos de acuerdo cuando ellos vienen con sus paquetes y quieren aplicarlos. Queremos ser parte del proyecto Franja Costera como pobladores”, resumió.

Fuente: Tapére Paraguay

 

Comentarios

Publicá tu comentario