Ningún avance en investigación a un año de crimen contra periodista en Pedro Juan

Comunicadores del interior del país afiliados al Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) lamentaron que a un año del asesinato del radialista Fausto Gabriel Alcaraz en Pedro Juan Caballero no se hayan registrado avances en la investigación que lleven a la captura de los responsables materiales e intelectuales del crimen.

El propio comisario César Silgueiro Lobo reconoció ante la prensa que “no hay nada” y el fiscal del caso, Samuel Valdez, culpó a la policía del escaso o nulo avance de las pesquisas, pues el caso se ha “politizado” y que ante esto los uniformados supuestamente se “cruzan de brazos” cuando se trata de asuntos que involucran a los políticos. Ante una comitiva del SPP que había viajado a la capital del departamento de Amambay para reunirse con las autoridades meses después del asesinato, Valdez dijo que, por temor a represalias u otras razones, la policía no ha realizado las diligencias necesarias para avanzar en el esclarecimiento del caso.

La “politización” a la que se refiere el agente fiscal es con relación a las disputas entre el gobernador de Amambay, Pedro González, y el senador Robert Acevedo, propietario de la radio Amambay AM, donde trabajaba Alcaraz. Ambos políticos liberales se acusan mutuamente de mantener vínculos con el narcotráfico.

Entre las versiones manejadas sobre el supuesto móvil del crimen, se señalaba que el homicidio fue en represalia a las denuncias realizadas por el comunicador contra el gobernador González, quien supuestamente ordenó la liberación de un narcotraficante brasileño.

Asimismo, otras de las sospechas apuntan a que Alcaraz había denunciado la supuesta implicación del narco brasileño Jarvis Ximenes Pavão en el atentado contra el senador Acevedo en 2010, donde murió el chofer y un custodio.

El juez Luis Benítez también había apuntado a la inacción policial que se verifica en el caso, sobre todo por temor a la mafia, dijo. Señaló que la ciudad solo tiene 3 agentes en el área de homicidios, pero que carecen de personal especializado para investigar los crímenes de la mafia.

El SPP manifiesta al respecto su preocupación porque las pesquisas se orientan mayormente a capturar solo a los sicarios y no se avanza en la investigación de quiénes encargaron los crímenes. En efecto, los jueces y fiscales admitieron que el principal objetivo es capturar a los autores materiales, pues resulta más difícil probar bajo órdenes de quiénes actuaron.

El 16 de mayo de 2014 Alcaraz, quien entonces tenía 28 años, recibió 12 balazos de sicarios que lo interceptaron a bordo de una motocicleta al llegar a su vivienda, en el barrio María Victoria de Pedro Juan Caballero.

Comentarios

Publicá tu comentario