Ñe’embucú: Temen que la muerte de peces se deba a las actividades de los arrozales

Esta semana estarán los resultados del agua, algas, peces y animalitos muertos que se analizan.

El jueves pasado cientos de peces muertos amanecieron flotando en las aguas del estero Cambá,ubicado en Tacuaras, departamento de Ñeembucú lindante con Misiones, a la altura del km 78 de la Ruta José Eduvigis Díaz (IV). Este ecosistema forma parte de los humedales del Ñe’embucú.

Ante esto, acudieron funcionarios de la Secretaría del Ambiente, del laboratorio de a Universidad Nacional de Pilar y el fiscal penal David Cabral. La primera medida fue colectar elementos del lugar que sirvan para estudiar e identificar la razón de la mortandad.

“Estamos esperando los resultados que está haciendo la Universidad Nacional. Nuestro temor es que sea por las canalizaciones, diques y represamientos por los trabajos de los arroceros de Misiones. También por la fumigaciones con agrotóxicos o la falta de oxígeno por la sequía”, resume la situación Mauricio Acosta. El lugar afectado está aguas abajo de Misiones, por lo que se sospecha que se deba, entre otras causas, a las operaciones de los productores de arroz del octavo departamento.

Él forma parte de la Unión de Organizaciones Ciudadanas de Ñe’embucú(UOCÑ), que hace al menos dos años defiende la conservación de los humedales, principalmente ante el avance del cultivo extensivo de arroz y las fumigaciones agrícolas.

Explicó que el lugar afectado está aguas abajo de Misiones, por lo que se sospecha que se deba, entre otras causas, a las operaciones de los productores de arroz del octavo departamento. Como también de las fumigaciones aéreas que hacen los dos cultivos extensivos de arroz del propio departamento de Ñe’embucú.

A manera de antecedes, la UOCÑ había denunciado ante la justicia a los propietarios de dos arrozales que se instalaron en los humedales en 2010 y en 2011 respectivamente. El primero ubicado a la altura del km 60 de la ruta IV y cuyo proceso está actualmente en la Corte Suprema de Justicia a la espera de juicio oral.

“Le denunciamos por destruir el medioambiente y por no tener licencia ambiental”, apuntó Acosta.El activista explicó que las aguas del sistema del Ñe’embucú son muy superficiales y por lo tanto culaquier alteración del ecosistema, puede secar los esterales.

Base IS

Comentarios

Publicá tu comentario