Nativos Aché acusan a Rivas de detener la transferencia de tierras

Oscar Rivas resolvió dividir la Finca 470 entre varios pueblos indígenas. Según líderes Aché.

“Desde la llegada de Oscar Rivas a la Secretaría del Ambiente (Seam), todo lo que habíamos logrado avanzar sufrió un terrible retroceso”, indicaron los líderes Comunidad Aché de Kuetuvy, Martín Achipurangi y Emiliano Mbejyvangi para explicar el por qué del campamento de 22 días frente a la sede de la institución.

luego de intensas gestiones de los representantes de nuestra Aché, en septiembre de 2004, la Seam cedió al (Indi) en usufructo la Finca 470. Fotografía de Tamara Migelson

Ellos aseguran que el actual ministro “por medio de la Resolución 662/10, violando tratados internacionales sobre derechos de los pueblos indígenas, resolvió unilateralmente dividir la Finca 470 entre nuestro pueblo y dos parcialidades Avá, que son apoyadas por la ONG indigenista Servicio de Apoyo Indígena (SAI), infiltrada en la Seam”.

Agregaron que “Graciela Ocariz, esposa de Emilio Caballero, cabeza del SAI, fue nombrada por Rivas como su asesora (Resoluciones Seam números 494 del 18 de febrero de 2010 y 558 del 26 de marzo de 2010). Esta actitud… nos obligó a demandar a la Seam con el fin de anular la Res. 662/10 y, en el marco de ese juicio, el Tribunal de Cuentas, 2da. Sala, ordenó a la Seam suspender los efectos de esa Resolución”.

Según sostienen la medida cautelar que presentaron “no es impedimento para la transferencia de la finca como lo sostuviera el abogado Juan Bautista Rivarola, Director de Asesoría Jurídica”.

Lugo recordaron que “los Aché de Kuetuvy somos las víctimas y los hijos de las víctimas de lo que mundialmente se conoció como “El genocidio de los Aché”, perpetrado a principios de la década de los años ’70, cuando fuimos expulsados de nuestro territorio ancestral y tuvimos que soportar todo tipo de vejaciones”.

Un poco de historia

Martín Achipurangi y Emiliano Mbejyvangi contaron que “recién en el año 2000 pudimos regresar a nuestro territorio ancestral (Finca 470), por ese entonces en poder de un ciudadano chino” para señalar luego que “a nuestras espaldas, el Estado Paraguayo, con fondos de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), compró la Finca 470 originalmente con la intención de convertirla en un área protegida como medida de mitigación por la construcción de la Ruta 10, pero posteriormente desistió de ello cuando advirtió que se trataba del territorio ancestral que nuestro pueblo reclamaba”.

Después “el cambio de postura del Estado se logró gracias al compromiso de nuestra Comunidad de conservar el bosque. Los Aché vivimos del Bosque, que es parte de nuestra cultura y de nuestra identidad como pueblo.

Desde nuestro regreso a la Finca 470 hemos evitado la invasión de campesinos y hemos realizado nuestros mejores esfuerzos, por medio de patrullajes, para evitar que terceros deforestaran nuestro territorio ancestral”.

A partir de allí, “luego de intensas gestiones de los representantes de nuestra Comunidad, en septiembre de 2004, la Seam cedió al Instituto del Indígena (Indi) en usufructo la Finca 470, como paso previo a la transferencia a nuestro favor”.

La secuencia tendrá un nuevo paso “el 5 de diciembre de 2005, cuando por medio del Decreto 6653, el Poder Ejecutivo confirmó esta decisión de ceder en usufructo la tierra en la cual se encuentra asentada nuestra Comunidad. Lamentablemente, desde ese entonces, el Estado Paraguayo no logró avanzar mucho más en la transferencia de la Finca 470”, historiaron.

Comentarios

Publicá tu comentario