Nacional puede salir campeón de la Copa Libertadores de América

En octavos, contra Vélez Sarfiel, Argentina, perdió una sola vez el fondo de la defensa. Lo pagó con un gol. Nacional tiene esa manera de cerrar su defensa que no aburre. No es un equipo que podríamos decir defensivo. Es su manera de jugar ordenado y de salir rápidamente con la pelota. Cuando así lo hace tiene capacidad de llevar mucha gente adelante, sin desordenarse. Julián Benítez le da vuelo al medio campo, Orué y Torales, volantes ofensivos, llegan muy bien al arco rival. Hasta Freddy Bareiro parece haber encontrado un lugar en este equipo. “Y parece que se ha preparado muy bien físicamente”, nos recuerda Juan Heilborn.

Aunque Julián Benítez y Freddy Bareiro no serían de la partida para el partido con Sporting. Por lesiones.

En el medio campo, Nacional reforzó su plantel y arriba alquiló el pase de uno de los mejores delanteros de la actualidad, Brian Montenegro.

Nacional avanzó en la fase de grupo con Mineiro, Brasil. Dejó atrás al muy buen equipo de Santa Fe, de Bogotá. Santa Fe, el año pasado, había llegado a semifinales. Y ya se sabe que Mineiro ganó la copa frente a Olimpia.

Los olimpistas deben todavía apretarse la cabeza al recordar ese resbalón del tanque Ferreira. No hablemos de los goles que se perdió Freddy Bareiro.

A Mineiro, Nacional le hizo un partidazo en Asunción y en Belho Horizonte. 2 a 2 en ambos partidos.

A Vélez, considerado en ese momento el mejor equipo argentino, lo ganó acá y lo empató en Buenos Aires.

Agazaparse y salir ordenada y rápidamente con Orué, Torales y Julián Benítez es tal vez lo que mejor hace la Academia, decíamos esa noche en que empezó a ganar su pase a las semifinales contra Arsenal, de Sarandí, Buenos Aires.

Primerizos

El partido del próximo 22 de julio, en el Defensores, lo jugará contra un equipo uruguayo que también por primera vez llega a semifinal: el Defensor Sporting. Es un típico equipo de obreros del fútbol uruguayo, con algunas luces en el mediocampo, comandado por el muy buen volante ofensivo Nicolás Olivera. Atrás, un buen arquero: Martin Campaña.

La otra semi

En la otra partida semifinal, se medirán San Lorenzo, Buenos Aires, Argentina y Bolívar, La Paz, Bolivia. Es posible una final Bolívar- Nacional. Inédita final de paraguayos y bolivianos. Está muy de moda decirlo: «es solo fútbol».

 

Comentarios

Publicá tu comentario