“Mujeres trabajadoras tenemos que unirnos y luchar”

Se realiza el Segundo Encuentro Nacional de Mujeres Trabajadoras, organizado por la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT). Unas 80 dirigentes sindicales analizan la coyuntura actual del país.

 

Imagen del encuatros de mujeres dirigentes sinciales de la CCT. Foto: Vicente Páez Chávez

“Este gobierno pretende destruir los sindicatos. Por ello, las mujeres tenemos que estar unidas, organizadas y en lucha para defender nuestros derechos  junto a los compañeros”, expuso Olga Rojas, dirigente del Primer Sindicato de Funcionarios del Ministerio de Hacienda.

Unas 80 dirigentes sindicales, representantes del movimiento femenino rural y de organizaciones populares asistieron al encuentro, que analiza la coyuntura actual en Paraguay y para delinear el plan de lucha en defensa de la clase trabajadora.

“En el Ministerio de Justicia y Trabajo articulamos el bloque sindical entre trabajadores y trabajadoras del sector administrativo con los del sector penitenciario, y ello nos posibilitó obtener varias conquistas. La unidad es el camino”, expuso por su parte la dirigente Cristina Alarcón.

“Este gobierno fue fruto de un golpe parlamentario, y está agudizando el ataque contra los trabajadores del campo y la ciudad, con un claro sesgo en favor de las corporaciones transnacionales”, indicó Noelia Ferreira, integrante del Sindicato de Periodistas del Paraguay.  “Muestra de esto es que ya se tienen 1.850 despidos en el sector público, y 350 en la empresa multinacional Prosegur, con la connivencia de la ministra de Justicia y Trabajo, Lorena Segovia”, detalló Ferreira.

Las críticas hacia el gobierno de Fernando Lugo fueron reiteradas y enérgicos, pero se dejó en claro que su destitución fue a raíz de un golpe parlamentario.

El análisis de las trabajadoras incluyó la discriminación que sufren las mujeres en los empleos, y la falta de reconocimiento de varios derechos, como los permisos por maternidad, indicó Magdalena Gómez, dirigente sindical del Hospital de Clínicas. El desempleo es más elevado entre las mujeres, así como el subempleo.  El trabajo a destajo y sin contrato es otro de los aspectos recurrentes en la realidad laboral femenina, acrecentado por la doble labor tanto profesional como doméstica, que desgasta a las mujeres.

El acoso sexual fue otro de los aspectos nefastos diagnosticados, pues reiteradamente se presentan estas humillaciones a fin de obtener algunas reivindicaciones.  Varias veces incluso las trabajadoras caen víctimas del acoso a fin de mantener sus empleos. Los despidos por acoso sexual  son escasamente denunciados por la indefensión en que se encuentran las trabajadoras.

Esta segunda reunión nacional es desarrollada en el local de la Asociación de Funcionarios del Ministerio de Hacienda. Concluirá esta tarde.

Comentarios

Publicá tu comentario