Con la ley aumentarán los indígenas mendigando en las ciudades, aseguran. Foto: Conapi

Muerte de mujer indígena frente al INDI es por violencia estructural del Estado, aseguran

El Instituto Paraguayo del Indígena, INDI, expresó el viernes sobre la muerte de una mujer indígena frente al local de la institución que la misma no quiso tratarse en un hospital una dolencia.

La fallecida es Felipa Rojas Benítez 59 años de edad, nacida el 07 de enero de 1955, originaria del pueblo Mbya Guaraní, de la comunidad Mboi Kua del distrito de Gral. Aquino, departamento de San Pedro, según datos obtenidos de su carnet indígena y corroborado, según el INDI, por su hija Cinthia Benítez Rojas y su  hermano Ricardo Gómez Benítez.

Felipa Rojas llegó a Asunción el 26 de noviembre del corriente acompañando a sus familiares para realizar trámites en Asunción; la misma empezó a sentir molestias estomacales, por lo que el hermano de Felipa, Ricardo Gómez Benítez, solicitó al Centro de Atención al Indígena CENADI para que esta sea traslada a un hospital para su revisión, esta acción no pudo ser realizada a negativa de la misma Felipa Rojas, quien solicitó ayuda para pasaje interno con el fin de llegar a la comunidad indígena Tarumandy que está situada en la cuidad de Luque para ser tratada por el “karaia – líder religioso”, lo que INDI accedió, “respetando de esta manera la cultura de los pueblos indígenas”, aseguraron.

Doña Felipa volvió junto a sus familiares frente al INDI, según la versión de la institución, por sus propios medios alegando que gracias a las oraciones del “karaia” ella se sentía mejor y ya a primeras horas de la mañana tomando mate falleció; estas declaraciones fueron realizadas por el hermano Ricardo Gómez Benítez y la hija Cinthia Benítez Rojas, indicaron.

Luego del aviso del fallecimiento el INDI informó a la policía nacional del acontecimiento para los trámites correspondientes.

INDI dice estar apoyando y acompañando a los familiares con las gestiones de servicios fúnebres y traslado a la comunidad de origen del cuerpo de la fallecida respetando el pedido de los familiares y los derechos culturales de los indígenas.

Violencia estructural

Por su parte, el Departamento Mujer del Partido Paraguay Pyahura responsabiliza al «nuevo rumbo» del Gobierno de Horario Cartes por la muerte de la mujer indígena Felipa Rojas. Las versiones hablaban incluso de que Felipa murió de hambre.

“La muerte de Felipa es una expresión dolorosa más de la violencia estructural del Estado contra el pueblo, contra los pobres, y en especial las mujeres pobres. Un Estado protector del modelo agroexportador, cuyas instituciones si funcionan para sojeros latifundistas responsables de la expulsión de las comunidades indígenas de sus territorios ancestrales”, aseguraron.

“Las presiones para la expulsión van desde las amenazas, amedrentamientos, violaciones, tortura, desapariciones y el asesinato a cargo de los civiles armados contratados por latifundistas sojeros, realizadas con el respaldo y en coordinación con la policía, fiscalia y jueces”, indicaron.

Según declaraciones del propio titular del INDI publicadas por los medios de comunicación, más de 20.000 hectáreas de tierras indigenas son arrendadas a sojeros contraviniendo la Constitución Nacional y las leyes, principalmente en Canindejú, Caaguazú, San Pedro, Alto Paraná, produciendo expulsión a las ciudades y miseria porque los beneficios del modelo agroexportador sojero benefician a unos pocos.

Recordaron que hace pocos días, el presidente Horario Cartes, emitió un mensaje en el marco del Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. “Y entonces desde el Departamento Mujer de Paraguay Pyahura denunciamos una vez que su política va a contramano de su discurso”, indicaron. “La muerte de Felipa lo demuestra, así como la de miles de mujeres pobres, trabajadoras, campesinas e indigenas cuyo calvario en busca de comida, salud, tierra, educacion quieren hacer pasar como ‘natural’, cuando tiene responsables bien definidos: autoridades estatales y latifundistas sojeros que se asocian para saquear y despojar al pueblo. A quienes resisten, el Estado responde con represiones, imputaciones, y con mayor saña a las mujeres”.

Esta realidad también se refleja en el Presupuesto General de Gastos de la Nación, con fondos casi inexistentes para los pueblos indígenas y la mayoría campesina y trabajadora, señalaron.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.