Modificación del Estatuto Indígena que pretende Wiens “es totalmente ilegal”

“Si se aprueba el proyecto, finalmente van a terminar con las tierras indígenas”

El senador colorado Arnoldo Wiens vuelve a desatar la reacción de organizaciones indígenas, con su proyecto de ley que busca modificar la Ley 904/81, Estatuto de las Comunidades Indígenas. «Las tierras podrán ser utilizadas de manera racional, conforme lo decida la comunidad, para garantizar la sustentabilidad de la tenencia de la tierra y un adecuado modo de vida de las comunidades indígenas. Aquellas actividades que requieran de licencias ambientales, debido permiso de la autoridad competente”, dice el texto que busca introducir y que aseguran busca otorgar la posibilidad a las comunidades de realizar “cualquier tipo de actividad de desarrollo”.

Con la ley aumentarán los indígenas mendigando en las ciudades, aseguran. Foto: Conapi

Con la ley aumentarán los indígenas mendigando en las ciudades, aseguran. Foto: Conapi

Esto ha sido interpretado por varias organizaciones indígenas como una intención de abrir las tierras nativas al uso privado, por medio de acuerdos. El lunes presentarán un pedido de rechazo.

Según la Hermana Raquel Peralta, de la Coordinadora Nacional De Pastorales Indígenas (Conapi), “el proyecto tendría varios errores que no corresponden”. En primer lugar, señala, “cualquier modificación para tocar el marco legal de los pueblos indígenas se debe hacer con consulta”. Esto lo establece el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que fue ratificado por Paraguay con la Ley 203. Por ende la modificación pretendida “es totalmente ilegal”.

Por otra parte, en la justificación del proyecto, en materia de tierras indígenas dicen hay un déficit de solo 108.449 hectáreas en la Región Oriental y 68.298 hectáreas en la Región Occidental, teniendo en cuenta la 904 que habla de 20 hectáreas y 100 hectáreas por familia respectivamente en ambas regiones (en realidad según este cálculo-mal realizado- hay tierras demás en la región occidental).  Sin embargo, Peralta señala que la ley habla de un “mínimo” de 20 y 100 hectáreas, mientras la Constitución habla de que deben tener “extensión y calidad suficientes para la conservación y el desarrollo de sus formas peculiares de vida”. Por ende, el déficit de tierras es mucho más grande. “Es una mala interpretación y se minimiza lo que realmente corresponde.  No hay demasiadas tierras”.

La antropóloga también cree que el trasfondo de la ley es “legalizar la actividad privada en tierras indígenas, que ya se viene realizando irregularmente”. La aprobación de la comunidad siempre corresponde por ley, dice. Mientras, el supuesto condicionamiento de la “licencia ambiental” no garantiza nada, pues comúnmente se lo pasa por alto, no se controla, o se lo obtiene de manera irregular, con lo cual ya quedaría un permiso para “hacer cualquier cosa, legalizar el alquiler de tierras”.  Señala que igualmente esta intención chocará con la Constitución Nacional, que en su artículo 64 prohíbe el arrendamiento.

Wiens ya había sido denunciado por promover la ley de delimitación del Parque Defensores del Chaco, habilitando zonas para actividades de "desarrollo, poniendo con esto en peligro a grupos indígenas aislados.

Wiens ya había sido denunciado por promover la ley de delimitación del Parque Defensores del Chaco, habilitando zonas para actividades de «desarrollo, poniendo con esto en peligro a grupos indígenas aislados.

En varias comunidades se han dado experiencias donde fueron víctimas de engaños, fueron manipulados los líderes, o se ejercieron presiones por parte de empresarios o sectores poderosos, para arrendar las tierras y desmontarlas. Las tierras nativas además tienen la ventaja de que están exentas de tributo.

Una vez que se decida vendrán a explotar terceros, políticos, terratenientes, sojeros, ganaderos, dice. “Si se aprueba el proyecto, finalmente van a terminar con las tierras indígenas”, asegura.

La indigenista también cuestiona el uso del término “uso racional” pues comúnmente es utilizado por el mismo Estado para romper con el sistema tradicional de los grupos indígenas, tanto en la actividad económica como organizativa. Cuando viene la construcción de viviendas de Conavi, o para la repartición de víveres de emergencia, les obligan a agrupar las viviendas y espacios para facilitarles el trabajo, sin respetar su organización tradicional.  Tienen sus formas particulares de ocupar los territorios, en general por familias extensas conectadas por los tape’i, que también los llevan a los lugares sagrados. “Uso racional” implica en general juntarlos a todos, en parcelas, reubicarlos y dejar el resto del territorio para actividades de “desarrollo”.

“De ninguna manera el resultado será desarrollo con enfoque de derecho cultural”, advierte.

Asegura que hay una “obsesión por usar estas tierras”, para “viabililizar modelo económico muy perjudicial”.  Ya en otros gobiernos como en los de Wasmosy se sufrieron situaciones similares. Durante el mandato de este último incluso se quiso disminuir la cantidad de territorio para los originarios.

“Con esta situación hay que prepararse porque aparecerán mas indígenas mendigando en la ciudad”, advierte.

El Estado debería hacer un esfuerzo para el cumplimiento de su obligación con los pueblos nativos. Si bien, por causa del mismo modelo económico actual, el costo de las tierras se ha disparado, el Estado debe cumplir con su obligación de otorgarles sus territorios ancestrales, dice.

Indica que ya desde hace tiempo un movimiento muy fuertemente apoyado por ciertos sectores, ganaderos, sojeros, promueven el discurso de que los indígenas no quieren trabajar y deben “producir” sus tierras, presionándoles a “usar mejor tierra para lo que ellos califican de desarrollo”.

Peralta recuerda sin embargo, que hay experiencias de los mismos indígenas que demuestran que existen “otros modelos de desarrollo”, donde pueden mantener sus prácticas tradicionales, costumbres, formas de organización y producción, con un desarrollo sostenible.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.