Modelo Cartes y razón de Argaña

Hace unos días se concretó la alianza libero-oviedista, asentada sobre el gran negociado de compra de tierras y sobre otros acuerdos en la repartija del violado Estado paraguayo, establecidos en la definición del Golpe de Estado del pasado 22 de junio de 2012.

Los medios masivos y muchísimos periodistas se indignaron profundamente por la asquerosidad de dicho pacto.

Se habla mucho de voto útil y en ese tren, varias fuerzas políticas se disputan la migración de electoras y electores.

Resulta que la alianza libero-oviedista es resultado de la exacerbación de la forma política que ha predominado en la historia de las direcciones políticas conservadoras: prebendarismo y clientelismo como línea de comunicación y establecimiento de relaciones con la ciudadanía, con el pueblo, con la gente.

Es resultado del Modelo Cartes & CIA, porque es este personaje el que entra a “distorsionar” los “valores” del “mercado” político-electoral-partidario a sabiendas de que la lógica del mejor postor es determinante.

Es el Modelo Cartes & CIA, modelo que se sustenta sobre la fascinación por el dinero, el tráfico de influencias, la conciliación entre la mafia y el sistema financiero, la corrupción pública y privada, la explotación de trabajadoras y trabajadores, la exclusión de millones de personas, el saqueo de recursos naturales, todo esto al servicio del imperialismo norteamericano y su lógica predatoria.

Es la versión moderna del Modelo Stroessner & CIA, que con su sangriento dinero soborna la vulnerable conciencia de mucha gente para formar una opinión favorable a “la gestión empresarial de una persona multimillonaria que ya no necesita dinero y que tiene la capacidad de gerenciar un Estado moderno y eficiente, luchando contra la corrupción”.

Es más, hay gente que plantea como principal problema para el “gerente moderno” Cartes, la presión que -“pobre él”- recibirá de la cúpula colorada al punto que no le “permitirá gobernar como él quiere”.

No hace falta ir tan atrás para recordar que Wasmosy fue beneficiario de discursos similares a los que hoy intentan blanquear a Cartes.

Y justamente, a propósito de Wasmosy, el finado Argaña, quien pocas veces tuvo razón, hizo galas de ella cuando al caracterizar la crisis de abril del ’96 dijo que era “una pelea entre mafiosos”.

Horacio Cartes es la máxima expresión de la práctica histórica que las cúpulas de los Partidos conservadores aplicaron. La práctica del soborno, la prebenda.

Es por esto que Cartes, haciendo un rápido cálculo de costo-beneficio de su “inversión”, resolvió por fin inscribirse en el Registro Electoral como votante e invertir con todo y presencia en la arena política. Decimos “con todo y presencia” porque siempre financió a uno y otro grupo político; la diferencia es que la relación costo-beneficio esta vez le arrojó como resultado que los beneficios serían mayores si es que él mismo encabezaba la chapa presidencial comprando o alquilando a la cúpula del Partido Colorado y repartiendo (o intentando repartir) su sucio dinero en diferentes carpas político-electorales.

En síntesis: compra, alquiler, prebenda, relación clientelar multiplicada varias veces, atendiendo el formidable activo del grupo Cartes, para sostener y fortalecer una minoritaria clase enriquecida fraudulentamente, a la que éste pertenece encabezándola.

La putrefacción de la política a la que nos lleva el Modelo Cartes & CIA con seguridad generará un escenario de mayor violencia. La batería de acusaciones entre los delincuentes políticos del coloradismo y del liberalismo (más UNACE) es la carta de presentación pública de la decadencia pero no de la política, o no solamente de la política, más bien de la decadencia y la impotencia del modelo productivo sustentado en la tenencia ilegal de tierras y en todo tipo de tráfico ilegal que sigue expulsando a gente del campo a la ciudad y de nuestro país hacia otros países, o enfermando, o matando.

Hoy por hoy no podemos cuantificar la cantidad de políticos, medios masivos de comunicación, radios comunitarias y periodistas que fueron sobornados por Cartes y que hicieron coro con la indignación por el negociado libero-oviedista sin atacar al narco colorado. ¡VER-GON-ZO-SO!

En una pelea entre mafiosos, los sectores patrióticos, democráticos, populares estamos obligados a pararnos con digna distancia para gritar que este proceso electoral está siendo y será fraudulento, que el programa del cambio debe acabar con el modelo agroexportador-ganadero, que debemos recuperar las tierras malhabidas, que es preciso enjuiciar y castigar a los violadores de los Derechos Humanos, que los programas sociales sirven cuando forman parte de un modelo productivo liberador de capacidades y garante de la seguridad social.

En este momento es tan necesario y urgente que identifiquemos de una vez por todas al imperialismo norteamericano como histórico gran elector y a todas sus ramificaciones desplegadas en los símbolos culturales y en las prácticas políticas de las cúpulas partidarias conservadoras y en dirigencias sociales y políticas progresistas, populares, que por inexperiencia, por ingenuidad o por traición adoptan conductas y líneas políticas favorables a la dominación extranjera y a la estúpida división de explotadas, explotados, excluidas y excluidos.

Ni Cartes, ni Alegre, ni Carrizosa. Ninguna complacencia con el Modelo Cartes & CIA. El enemigo es muy poderoso y la identificación de su poder y del uso del mismo es fundamental para que las peleas entres mafiosos, que con seguridad continuarán, pueda ser resuelta con la unidad más ejemplar y patriótica que el momento histórico requiere.

El gran desafío es organizar las enormes tareas para la contienda electoral del próximo 21 de abril en materia de control electoral, con la agitación y propaganda antioligárquica, antiimperialista y sin dejar de pensar en la planificación del post 21 de abril.

Porque quien sienta necesidad de que nuestro Paraguay tenga una segunda y definitiva independencia, deberá convencerse de que la misma sólo será posible  con la liberación nacional con claro rumbo al socialismo, a ese socialismo que será creación heroica de nuestro pueblo, socialismo en guaraní, con chipa y tereré.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.