MIPYMES: «Es una ley terrorista»

Sindicatos se oponen porque es “antiobrera” y exigen el veto del presidente Lugo.

“El fin último de la Ley de MIPYMES es garantizar a los empresarios una mayor rentabilidad y para ello deben ser liquidados todos los beneficios sociales que signifiquen erogación”, dijo Julio López, presidente de la CCT.

“El fin último de la Ley de MIPYMES es garantizar a los empresarios una mayor rentabilidad y para ello deben ser liquidados todos los beneficios sociales que signifiquen erogación”, dijo Julio López, presidente de la CCT.Foto: E. Arce.

El Congreso Nacional aprobó en secreto una Ley de Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MIPYMES), que deroga una parte importante del Código Laboral y liquida derechos fundamentales de las trabajadoras y los trabajadores.

El conjunto de las organizaciones sindicales expresaron su oposición a la vigencia de esta Ley, la denunciaron como el inicio de la flexibilización de la legislación laboral y pidieron al presidente Fernando Lugo que no la promulgue, sino que la  vete en forma total.

“Esta ley se enmarca dentro de la profundización de la implementación en nuestro país del modelo neoliberal”, dijo a E’a el presidente de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), Julio López.

El sindicalista explicó que una de las patas de este modelo es la flexibilización de las leyes laborales que en los hechos significa la derogación de los derechos y las garantías constitucionales y legales que tienen las trabajadoras y los trabajadores.

“El fin último es garantizar a los empresarios una mayor rentabilidad. Para ello deben ser liquidados todos los beneficios sociales que signifiquen erogación por parte de los sectores empresariales, pero lo primero es liquidar el derecho de organización de manera que los trabajadores no tengamos posibilidad de protestar”, expresó.

De hecho, esta ley arrebata gran parte de los derechos de trabajadoras y trabajadores, reconocidos en la Constitución Nacional, en el Código Laboral, en la Declaración de los Derechos Humanos y en los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo, ratificados por nuestro país.

La ley regirá para el 80% de los trabajadores

De promulgarse, regirá para el 80% de los trabajadores del país, reduce el salario mínimo, aumenta el costo del aporte a IPS en la parte de salud para los trabajadores, elimina el aporte patronal de la seguridad social y plantea un durísimo ataque a la jubilación digna.

Todos los dirigentes de las centrales sindicales fueron hasta el Palacio de Gobierno para entregar a Lugo la petición del veto total de la ley

Todos los dirigentes de las centrales sindicales fueron hasta el Palacio de Gobierno para entregar a Lugo la petición del veto total de la ley. Foto: Eduardo Arce.

Las patronales también podrán despedir sin indemnización ni preaviso y los trabajadores ya no gozarán de la estabilidad laboral lograda al cabo de 10 años de trabajo ininterrumpido en una misma empresa.

“Es una política que se impulsa debido a la caída de la tasa de ganancia producida por la profundización de la crisis económica. De esta forma, los capitalistas pretenden seguir enriqueciéndose a costa de la súper explotación a los trabajadores”, manifestó.

De entrar en vigencia la Ley empresarios podrán pagar salarios inferiores al mínimo legal, ni tendrán derecho a organizarse en sindicatos.

“Representa un duro ataque a los históricos derechos de la clase trabajadora”, afirmó López.

El sindicalista lamentó que todo el proceso de aprobación se haya hecho de manera silenciosa y escondiendo las verdaderas intenciones de los empresarios en un título aparentemente inocente.

López aseguró que es el momento de que todas las centrales sindicales y todas las federaciones y sindicatos independientes se unan para exigir el veto al presidente Fernando Lugo.

“Desde la CCT hacemos un llamado a todas las centrales y a todo el movimiento sindical para que en un marco de amplia unidad de acción impulsemos movilizaciones y exijamos el veto total de esta nefasta ley”, agregó.

Ley antiobrera y terrorista

Por su parte, el presidente de la Central Unitaria de los Trabajadores (CUT), Jorge Alvarenga, dijo a E’a que esta ley “es totalmente antiobrera porque pretende legalizar las diarias violaciones de los derechos de los trabajadores por parte del empresariado y del propio gobierno”.

“Es una ley terrorista porque no permite la sindicalización, no permite que los trabajadores tengan antigüedad ni que los trabajdores estén en IPS y sin embargo le permite a un cierto grupo de empresarios que siempre han explotado a los trabajadores, pagar menos que el salario mínimo”.

También Antolín López, secretario de Relaciones Internacionales y Prensa de la Central Nacional de Trabajadores (CNT) expresó el desacuerdo de su organización.

“Nosotros ya hemos rechazado en abril de 2010, cuando se estaba estudiando este proyecto con la Asociación Paraguaya de Ejecutivos. Nosotros hemos pedido el rechazo porque violaban las leyes laborales. Como siguió estudiándose, nos retiramos de la mesa de discusión”, comentó

Concepción Chávez, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería, Julio Fernandez (centro) presidente del Sindicato de la Municipalidad de Asunción y Felipe Villalba, presidente de la FESIFUNA, también expresaron su rechazo a la ley.

Concepción Chávez, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería, Julio Fernandez (centro) presidente del Sindicato de la Municipalidad de Asunción y Felipe Villalba, presidente de la FESIFUNA, también expresaron su rechazo a la ley.

“Es necesario que se creen puestos de trabajo, pero con trabajo digno y decente, no que violen las leyes laborales y que las derogue”, manifestó.

Por su parte, Francisco Brítez, presidente de la Confederación Paraguaya de Trabajadores (CPT), dijo a E’a que su organización rechaza la implementación de esta ley.

Crear un frente sindical

“Vamos a estudiar esta Ley de MIPYMES y el consejo de delegados de la CPT va a responder. Hay gremios, como los taxistas, que necesitan parte de esta ley pero de ninguna manera vamos a acompañar la violación de los derechos de los trabajadores”.

Para Felipe Villalba, presidente de la Federación de Sindicatos de las Universidades Nacionales (FESIFUNA), es necesario “crear un frente sindical para revertir esta situación”.

“Queremos hacer una unidad en la acción para oponernos a esta ley y también para luchar por un presupuesto general de gastos de la nación que contemple las necesidades de los trabajdores del sector público”, dijo.

A su vez, Arminda Vera, secretaria general del Sindicato de enfermeras del Hospital de Clínicas y María Concepción Chávez, presidenta de la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE) coincidieron en que no se debe permitir que esta ley de MIPYMES sea sancionada. “Todos nos sentimos amenazados”, dijeron.

El Congreso debe pasar la Ley sancionada al presidente Lugo en el transcurso de esta semana y se espera el veto de esta ley que los trabajadores consideran “nefasta”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.