Ministro dice que represión, quema de escuela y casas de campesinos fueron acciones “adecuadas”

Fueron víctimas niños, niñas y mujeres. Francisco De Vargas defendió abusos policiales en el desalojo de campesinos en Capiibary, donde fueron detenidos campesinos y desalojados sin orden judicial, según denunció el senador Luis Alberto Wagner. Acusó a la policía de actuar como paramilitares.

No tenían orden, “secuestraron” y golpearon a campesinos, y en vehículos particulares, según el senador.

La medida buscaba proteger al abogado Gustavo de Gasperi, quien estaría pretendiendo quedarse con tierras del INDERT.

«Mercedes García, madre sostén de 9 (Nueve) hijos llora desconsolada sobre las cenizas de su vivienda que con tanto sacrificio había levantado». Imágenes: Facebook de Luis Alberto Wagner.

El ministro del Interior, Francisco De Vargas, defendió esta mañana la violenta actuación policial durante el operativo de desalojo en Capiibary, departamento de San Pedro y sostuvo que los policías fueron “víctimas” de supuestos ataques, según informó el portal público IP Paraguay. Los policías del procedimiento habían argumentado que fueron rodeados. De la misma acción fueron víctimas mujeres y niños.  Quemaron casas y hasta una escuela del Ministerio de Educación, detuvieron ilegalmente, sin orden algún, a campesinos y los golpearon brutalmente, según había denunciado el senador Luis Alberto Wagner. Habrían realizado el procedimiento incluso en vehículos particulares. Todo esto, para defender los intereses del abogado Gustavo De Gasperi, quien estaría queriendo ocultar unas tierras del INDERT de las que se habría apropiado.

“Sostenemos que la acción policial fue adecuada, sostenemos que la comitiva policial fue atacada. Hubo que recurrir lastimosamente a la fuerza”, declaró De Vargas esta mañana, tras un acto de egreso en la Academia de Policía en la ciudad de Luque.

El secretario de Estado mencionó que ayer brindó explicaciones del caso tras ser convocado por la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Senadores.

“Hubo que hacer uso de la fuerza pública”, afirmó el ministro.

Francisco de Vargas. Foto: MDI.

La Comisión de Asuntos Constitucionales, Defensa Nacional y Fuerza Pública resolvió solicitar al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados que estudie la actuación de la fiscala María Luján Estigarribia, responsable de ejecutar el desalojo de unas 300 familias asentadas en un inmueble de Capiibary, cuya propiedad se encuentra en litigio judicial entre el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y el abogado Gustavo De Gásperi.

Torturas y detenciones ilegales

“La policía recibió una orden de detención de 5 personas que habían denunciado el secuestro de un compatriota de parte del Administrador y personal parapolicial del la estancia de De Gasperi. La fiscal les imputó por invasión de inmuebles!!! Por denunciar el secuestro de una persona de 65 años!!

Recapitulando con la orden de detención de las 5 personas y de todos los que estaban dentro del inmueble, 400 policías con helicóptero, francotiradores, de hecho realizaron un desalojo que una fiscal penal no puede realizar”, dijo el senador Luis Alberto Wagner en su cuenta de Facebook, ante la defensa de De Vargas a los abusos policiales.

Los policías fueron a detener sin orden judicial a 5 campesinos, aseguró el senador Luis Alberto Wagner. Además fueron golpeados brutalmente. Uno de ellos tuvo que ser internado en el Hospital de Santaní.

El Jefe de Orden y Seguridad de San Pedro, Crio. Pal. Luis Alberto Marecos, había argumentado la represión al diario Hoy, asegurando que los campesinos “casi nos rodearon cuando intentamos conversar con ellos para llegar a una solución, pero tuvimos que retroceder, ahí fue que cinco de ellos nos siguieron y logramos atraparlos”.

Una niña llora al ver que su padre es llevado por la policía. El senador Luis Alberto Wagner denunció que el traslado del detenido se realizó en un vehículo particular y sin orden judicial, lo cual es secuestro de personas. Foto: L.A.Wagner.

Wagner había señalado al E’a que hasta una escuela reconocida por el Ministerio de Educación fue derrumbada y que los campesinos fueron secuestrados en vehículos particulares por paramilitares, ya que el procedimiento se realizó sin orden judicial y en vehículos presuntamente privados, ya que no tenían el logo de la Policía.

Tierras bajo sospecha

Wagner detalló que en el caso existe un litigio judicial a raíz de que el abogado Gustavo de Gásperi presentó un recurso de inconstitucionalidad contra la realización de una mensura. Esta chicana judicial evidenciaría que quien ejerce la posesión, en este caso De Gásperi, pretende que el origen legal de las tierras no sea conocido.

De Gásperi dice que la propiedad linda con la estancia de Pedro Zuccolillo, que en realidad se encuentra a 17 kilómetros de donde los campesinos fueron desalojados, asegura el legislador. De hecho, en la escritura se nota con claridad que los números fueron adulterados. Al fijar bien la vista en el documento se observa que el número de finca 1782 fue escrito encima de otro, ya que el número real de finca es el 1105.

Un niño, en medio de los restos de su vieja escuela, escribe en lo que quedó de la pizarra. Foto: Luis Alberto Wagner.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.