Ministro de defensa Soto Estigarribia: “Todo lo que podemos ver, lo hizo el Partido Colorado”

18 % de pobreza extrema “no es demasiado cuando vamos a hablar en número porque estamos hablando de un millón un poco de pobres extremos”, deduce el seleccionado de Cartes. En una entrevista concedida el año pasado, el general retirado hace interesantes revelaciones sobre sus concepciones particulares de ideología, economía y política.

El mundo de Soto:

  • “Cuando muchos pensadores dicen que la ética y la moral no son compatibles con la política, sí el Partido Colorado piensa que es compatible”.

  • “Todo en el país como desarrollo material y humano de nuestro pueblo lo hizo el Partido Colorado».

  • Lugo formaba parte de una especie de conspiración continental del Socialismo del Siglo XXI que busca hacer que toda la sociedad se vuelva pobre.

  • “Socialismo del siglo XXI no es otro que el comunismo del siglo 19, aquel sistema de gobierno que no quiere la democracia, el estilo de gobierno que quiere distribuir no la riqueza sino la pobreza” (…) El Partido Colorado tiene “afinidad también con la doctrina social, con el socialismo, pero con el socialismo bien interpretado”.

  • Juicio a Lugo se tuvo que hacerse muy rápido porque “existía la intención de una movilización de masas” (…) “De hecho no iba haber, no iban a venir porque Lugo perdió también mucha credibilidad”.

Bernardino Soto Estigarribia es el elegido por Cartes para la cartera de Defensa. Foto: Fanpage de Cartes.

El actual ministro de Defensa del gobierno de Horacio Cartes, Bernardino Soto Estigarribia, fue entrevistado en noviembre de 2012 por un antropólogo alemán-danes llamado Johannes Wilm. El mismo realiza investigaciones y viajes por América latina que comparte a través de su blog “johannes.si”. El año pasado realizó una visita a Paraguay para conocer de cerca el caldeado ambiente político motivado por el golpe parlamentario de junio de ese año que destituyó a Fernando Lugo. Soto ofreció una entrevista bastante reveladora respecto a su concepción de las ideologías y de la política. El que fuera escolta del dictador Alfredo Stroessner fue comandante de Lugo en sus primeros años de gobierno, y destituido por versiones de un levantamiento golpista. Tras su paso a retiro incursionó en política creando un movimiento dentro del Partido Colorado, que luego acompañó a Cartes.

El “socialismo” y la gran conspiración

Según Bernardino Soto Estigarribia, Fernando Lugo asume el poder “muy influenciado por un estilo de gobierno que dentro del contexto geopolítico regional implanta el Socialismo del siglo XXI, que no es otro que el comunismo del siglo XIX”, según el mismo.  Tratando de definirlo, Estigarribia asegura que es “aquel sistema de gobierno que no quiere la democracia, el estilo de gobierno que quiere distribuir no la riqueza sino la pobreza, porque quiere nivelar el sistema de distribución de riqueza por lo más bajo”.

Según Soto Estigarribia, Lugo “subliminalmente quiso implantar el Socialismo del siglo XXI que le estaba siendo implantado por Chávez de Venezuela, Correa de Ecuador, Evo Morales de Bolivia”, acompañados de la fuerte influencia de Argentina y Brasil. Todos estaban identificados “por una ideología”, asegura. “Sin duda, Lugo quiso implantar eso en Paraguay, comenzó con pretender debilitar los partidos políticos. Para debilitar al partido Colorado, al Liberal, al Unace, a Patria Querida”, pero no pudo lograr eso, aclara.

“Fundamentos muy hermosos”: En contra del socialismo, aunque el Partido Colorado es socialista

El Partido Colorado tiene una “ideología, doctrina, tienen fundamentos muy hermosos”, asegura emocionado Soto Estigarribia en la entrevista: “Es auténticamente nacional, nació acá en el Paraguay”. Por otra parte sin embargo, indica que “tiene mucha afinidad también con la doctrina social, con el socialismo, pero con el socialismo bien interpretado. El que busca mejorar al pueblo. El que quiere que el campesino por ejemplo tenga su tierra, tenga las posibilidades de trabajar y progresar”.

Otro fundamento de la ANR es “el progresismo”, según el mismo: “Que todo ciudadano tiene derecho a progresar. Por su trabajo”. Otro fundamento es el “idealismo ético”: “Que es muy bueno, cuando muchos pensadores dicen que la ética y la moral dicen que no son compatibles con la política, sí el Partido Colorado piensa que es compatible, la moralidad con el ejercicio de la política”. Otro original fundamento del partido sería según Soto el “Nacionalismo”: “Que es el sentimiento del pueblo, que quiere lo mejor para el país, que incentiva el amor a la patria”. Agrega así mismo otro fundamento, “el tradicionalismo”: “Que es la trasmisión de los buenos valores de generación en generación”.

“Todo lo que podemos ver, lo hizo el partido colorado”

Bernardino Soto Estigarribia, Luis Bareiro Spaini y Fernando Lugo. El futuro ministro de Defensa fue destituido por Lugo por sus conductas golpistas. Foto: Flick.

El actual Ministro no está de acuerdo con las críticas al Partido Colorado. Soto argumenta que gracias a los más de 60 años que estuvo anteriormente en el poder su partido, 34 años con una dictadura, tenemos bienes “materiales” y “humanos”. “Todo en el país como desarrollo material y humano de nuestro pueblo lo hizo el Partido Colorado. Obras extraordinarias. Todo lo que usted está viendo acá en el país lo hizo el Partido Colorado”, esgrimió a su entrevistador.

“Por eso no estamos de acuerdo con los que dicen que el partido colorado no hizo nada. Al contrario, todo lo que podemos ver, lo hizo el partido colorado”, sentenció.

Un millón un poco de pobres extremos “es poco”

El entrevistador le reclama que pese a los 60 años en el poder del Partido Colorado, haciendo grandes obras según Soto, sin embargo hay pobreza extrema…, a lo que responde el ex escolta de Stroessner: “Hay mucha pobreza, tenemos más del 30 %- 38 % de pobreza, y como el 18 % de pobreza extrema, pero que es muy relativo”, indicó. Según sus deducciones, “no es demasiado cuando vamos a hablar en número porque estamos hablando de un millón un poco de pobres extremos que su solución no equivale un costo muy elevado”, calcula. Esto “haciendo comparación con otros países que su pobreza extrema, por ejemplo el Brasil, estamos hablando de un porcentaje muy elevado y cuya solución en costos es mucho más”.

Para Soto, la clave está en el desarrollo de la “personalidad del humano”: “Lo fundamental es el desarrollo humano, de nada sirve lo material, ahí está la grandeza, cuando un país pueda desarrollar la personalidad del humano”.

Tenía que hacerse rápido

Soto Estigarribia negó a Wilm que se haya producido un golpe de Estado en Paraguay. Afirmó que los países vecinos criticaron la destitución de Lugo porque “comparten una ideología común, el socialismo del siglo XXI”. Ellos se quieren protegerse entre sí”. “Ellos consideran que el juicio fue muy rápido en su desarrollo, es cierto, fue rápido en su desarrollo, pero por qué se hizo de esa manera, porque existía la intención de una movilización de masas que podía desembocar en un grave problema político y social”, indicó. “Podíamos haber tenido muchas personas heridas o muertas en las plazas. Porque ellos querían traer una buena cantidad de gente para que puedan ejercer una presión contra el Congreso para evitar la decisión de la destitución del presidente”.

Sin embargo, finalmente contradijo el argumento que buscaba justificar el juicio express, al decir que “de hecho no iba haber” una gran cantidad de gente. “No iban a venir porque Lugo perdió también mucha credibilidad”.

Apague la cámara

Johannes Wilm relata que hacia la parte final de la entrevista le piden apagar la cámara. En ese entonces sus asesores le explican a Soto Estigarribia que la palabra “socialismo” tiene un significado positivo en ciertos países del mundo, y decide agregar unas palabras, atendiendo las acotaciones:

“Consideramos que el Partido Colorado va llegar a ser gobierno en el poder, y vuelvo a decir que el Partido Colorado tiene su doctrina enmarcada cerca del socialismo, socialismo moderado. Cuando yo hablo del Socialismo del Siglo XXI o del comunismo le estoy poniendo condimento de la violencia para acceder al poder. Ese tipo de socialismo extremo nosotros no queremos en la república. Si, ya aceptamos el socialismo moderado que pueda llegar por medio de las elecciones al poder, no con el condimento de Lenin, de Marx que tengan que aplicar la violencia para llegar al poder”.

 

Comentarios

Publicá tu comentario