Ministro de Agricultura desafía a campesinos a “trabajar en serio”

El ministro de Agricultura y Ganadería (MAG), Jorge Gattini, se reafirmó en que no existen registros de personas intoxicadas por exposición a agrotóxicos, aunque dijo que solo puede opinar sobre el caso de la colonia Maracaná.

Jorge Gattini, ministro de Agricultura y Ganadería. Foto: mag.gov.py.

Entrevistado por radio Cardinal y ante la consulta sobre las acusaciones de que responde a los intereses de los grandes productores, el secretario de Estado acusó a los campesinos de que “ellos lo que hacen es acusar nomás. Les invito a trabajar de manera conjunta y les desafío a trabajar en serio (…) porque la política del presidente Cartes es trabajar en serio. Donde ellos quieran vamos a tomar inclusive muestras de lo que son los residuos, si es que existen. Vamos a hacer análisis y vamos a trabajar dentro del ámbito de la ley”.

Con respecto a las supuestas motivaciones políticas en la oposición de los campesinos a las fumigaciones, señaló que cree que esa es la razón, ya que no le es “racional”. Sin embargo, solo se arriesgó a asegurar que no existen casos de intoxicaciones de personas en la colonia Maracaná, del departamento de Canindeyú.

“Voy a poner un ejemplo espectacular. Cuando yo hablo y me refiero al tema de las pulverizaciones y todo eso y digo que no hemos identificado intoxicaciones, me refiero a Maracaná”, dijo Gattini.

“Analizando estrictamente desde el punto de vista racional, yo creo que escapa a lo que es un pensamiento crítico agrícola y va a otro ámbito”, reforzó.

En cuanto a la violación de las leyes ambientales de parte de productores que no respetan la franja de seguridad y las barreras vivas, desestimó las denuncias señalando “en particular de estos productores que estoy hablando, ellos respetan, el Senave está ahí. Fíjate que en la colonia Maracaná están ocho técnicos que están trabajando”.

A pesar de que en todo momento aclaró que su certeza se reduce al caso de la colonia mencionada, afirmó que con las fumigaciones con agrotóxicos no existen “externalidades negativas”.

Plantación de soja en Canindeyú que llega hasta el borde de una casa en total contravención a las leyes ambientales.

“No existe una externalidad negativa (…). No existe, no hemos identificado y sin duda yo no dudo. No le pueden dejar, no pueden intervenir e impedir que una persona evolucione económicamente dentro del ámbito de la ley solo por una cuestión de teoría religiosa. Esto es parecido a esa religión que impide la trasfusión de sangre. Este tema será político, será religioso, se puede verlo por donde quiera, pero no se ajusta a una racionalidad económica de desarrollo”, sentenció.

Aunque existen numerosos focos de conflicto, el secretario de Estado insistió en reducir su muestra a la colonia Maracaná. “Yo no quiero decir que no existe contaminación, que no existe, pero sí te digo que no existen registros en esa zona”, se excusó.

Aseguró que el gobierno de Horacio Cartes apoyará a los productores que “quieren trabajar” y puso como modelo fincas que cultivan maíz transgénico y que obtienen cosechas de hasta 7.000 kilos por hectárea.

Sobre cuál sería el objetivo de los campesinos de impedir las fumigaciones, dijo que no quiere “preopinar”, ya que está “muy acostumbrado al pensamiento racional y a la seriedad”. Sin embargo, acusó a los labriegos de buscar una convulsión social.

Pobladores de comunidades rurales denuncian que padecen distintas afecciones como consecuencia de la exposición a agrotóxicos. Foto: Radiotv Latinoamericana.

“Yo no quiero preopinar. Yo estoy muy acostumbrado al pensamiento racional y a la seriedad (…). Ellos quieren crear convulsión social. Los campesinos dicen eso. El objetivo de ellos es crear convulsión social”, declaró.

Finalmente, admitió que existe un riesgo de mal uso de agrotóxicos, pero aseguró que la mayoría de los productores saben manejar los productos ya que la mala utilización equivale a pérdida de dinero.

“No es racional, pero no significa que no pueda existir ese comportamiento, puede existir”, concluyó.

Estudios médicos señalan que a raíz del avance de los transgénicos y la exposición a las fumigaciones con agrotóxicos los casos de cáncer se dispararon, así como las afecciones respiratorias, las erupciones en la piel y las malformaciones.

Artículos relacionados: 

Gattini cambia de discurso tras ser repudiado por manifestación campesina

Agrotóxicos y transgénicos triplicaron las leucemias en Paraguay, según médico de Clínicas

Abogado sostiene que la ley faculta a los campesinos a detener las fumigaciones ilegales

 

Comentarios

Publicá tu comentario