Ministerio de Salud recomienda seguir restringiendo uso del lago Ypacaraí

El lago presenta aún altos niveles de cianobacterias. Confirman pronunciado descenso del nivel de las aguas.

El Ministerio de Salud emitió un informe que advierte que el nivel de cianobacterias sigue alto y recomendó seguir restringiendo el uso de las aguas del lago Ypacaraí.

La Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) difundió un informe con relación al último estudio realizado sobre la presencia de cianobacterias en el Lago Ypacaraí, realizado el 4 de febrero pasado.

El monitoreo y análisis de “Cianobacterias en el Lago Ypacaraí” reveló que en la Playa Rotonda y Muelle de San Blas de San Bernardino se registra un nivel de 356.562 y 292.470 cel/m, respectivamente; en la Playa Municipal de Ypacaraí, 90.160 cel/m; y en la Playa Municipal de Areguá, 257.022 cel/m.

En el muestro del 4 de febrero se detectó que el tipo Aphanocapsa es el género que prevalece en todas las estaciones de monitoreo con valores que van entre los 47.190 a 155.289 cel/ml.

Con relación al género Cylindrospermopsis, fue identificado en todas las estaciones con valores entre 3.292 a 9.877 cel/ml.

El género Microsistis fue identificado en la Playa Municipal de Areguá, Playa Rotonda y Muelle de San Blas con valores de 57.067, 98.222 y 67.493 cel/ml, respectivamente.

Tabla que muestra el nivel de cianobacterias que registra el lago. Imagen: mspbs.gov.py.

En consideración de estos datos, la Dirección de Vigilancia de la Salud recomienda mantener las restricciones para el uso recreativo de las aguas del lago Ypacaraí y que DIGESA continúe con su plan de monitoreo regular para generar alertas precoces y recomendaciones con relación al uso del agua del lago.

Las inspecciones también revelaron una bajante pronunciada en el nivel de agua del lago, que actualmente presenta una altura de 0,31 m, según las revisiones realizadas con la regla del Club Náutico San Bernardino. En febrero de 2013 el lago registraba una altura de 0,74 m.

El catedrático de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), Benjamín Grassi, había advertido que el lago registraba un descenso anormal de las aguas principalmente debido a que la ruta que une San Bernardino y Luque obstruía sus cauces de alimentación. “El lago se está desagotando ya que la ruta obstruye los cursos afluentes”, había afirmado Grassi.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.