Miles de manifestantes advirtieron a parlamentarios: “¡Que nos tengan miedo!”

«¡Paraguay no tiene miedo, Paraguay no tiene miedo!», exclamaron ayer los indignados en Asunción, quienes protestaron, entre otros motivos, contra la corrupción, el privilegio jubilatorio de los parlamentarios, el aplazamiento del metrobús y el intento de privatización de la Ande.  También se realizaron protestas en Ciudad del Este y Encarnacion. Las fotos de la protesta.

La Plaza de Armas recibiendo una nueva manifestación contra el desprestigiado Congreso paraguayo. Foto: Charizar.

Casi un año después del “After Office revolucionario”, y un día antes de cumplirse el aniversario del golpe parlamentario que impuso a Federico Franco en la presidencia, la Plaza de Armas de Asunción, ubicada frente al Congreso Nacional paraguayo, volvió a llenarse de indignados.

Según estiman agencias de prensa, fueron unas 3000 personas las que llevaron de manera espontánea su repudio a los parlamentarios paraguayos. La convocatorio surgió en las redes sociales con la consigna #PorunParaguaymejor.

Los puntos desencadenantes de la manifestación fueron la autoasignación de una jubilación privilegiada de los congresistas paraguayos, que en tan solo 10 años de “trabajo” podrán obtener una jubilación del 100 %. En un país donde apenas el 18 % de la población accede a la jubilación. El aplazamiento de la modernización del transporte público y la instalación del metrobús, por intereses políticos y de grupos empresariales que cuentan con poderosos medios de comunicación, fue otro motivo. Paraguay cuenta con uno de los peores sistemas de transporte público en la región, y la ciudadanía sufre constantemente las “reguladas” de los empresarios privados que monopolizan el servicio.

La convocatoria fue la para las 19 horas, y se centró en el monumento a los caídos en el Marzo paraguayo, donde se habilitó un micrófono para que los manifestantes se expresaran. Las pancartas, cánticos y discursos exponían el descontento contra los congresistas (denominados senarratas y dipuchorros), la corrupción, la falta de salud y educación públicas, el aumento jubilatorio mencionado, el aplazamiento del metrobús, el intento de privatización de la Ande, y la instalación de la multinacional del aluminio Rio Tinto Alcán.

Paraguay no tiene miedo! gritaron los manifestantes. Foto: Mónica Omayra

“Che kueraima”, “Estoy embarazada, exijo un país mejor”, “Yo voto por la condena al congreso”, señalaban algunas de las pancartas.

Entre los indignados también proliferaron las máscaras popularizadas por el cómic, posterior película, “V de Vendetta” y por el grupo de hacktivistas Anonymous.

Paraguay sin miedo

“¡Paraguay no tiene miedo, Paraguay no tiene miedo!” gritaban los manifestantes en uno de los cánticos, “que ellos nos tengan miedo, les estoy avisando…  que nos tengan miedo a nosotros que somos todos paraguayos y paraguayas…  no somos cagones…”. “¡Que se vayan todos, que no quede ni uno solo!”, exclamaban los indignados de Paraguay. (Ver video).

En la última parte de la manifestación dos personas dieron a conocer un proyecto de ley del congreso firmado presuntamente por el colorado Magdaleno Silva y el patriaqueridista Carlos Soler, que disminuía a 5 años el tiempo mínimo de “trabajo” para que los parlamentarios pudieran acceder a la jubilación, y que pudiesen disfrutar de la misma desde los 55 años. Esto fue otro gran motivo de reclamos de los presentes.

En la última parte, un grupo de manifestantes se marchó con intenciones de ir al Palacio de López, lo que fue impedido por la policía. Finalmente desistieron y marcharon hacia el Panteón de los Héroes.

Foto: Mónica Omayra.

Un manifestante que llevaba un disfraz de dinosaurio, y una máscara de “V de Vendetta” desfiló frente a los cascos azules que frenaron el paso a los indignados con una pancarta que decía: “No los protejan a ellos de nosotros, protéjannos a nosotros de ellos”.

También se realizaron manifestaciones en Ciudad del Este y Encarnación, según dieron a conocer en las redes sociales los hacktivistas de Anonymous Paraguay. Se estarían previendo más protestas para esta semana que viene.

Guy Fawkes, el conspirador inglés que se enfrentó al parlamento y a la monarquía británica en el siglo XVII por las persecuciones religiosas, había acuñado la frase: «El pueblo no deberá temer a los gobernantes, los gobernantes deberán temer al pueblo». Fawkes inspiró al personaje “V”, el misterioso anarquista de “V de Vendetta”, quien lleva una máscara con su rostro. Siglos después, frente al parlamento paraguayo, su rostro en forma de máscaras y sus ideales resuenan: “que nos teman ellos”.

“Bajo esta máscara hay algo más que carne y hueso, bajo esta máscara hay unos ideales, señor Creedy, y los ideales son a prueba de bala”, decía uno de los diálogos de la película producida por los hermanos Wachowski.

Las máscaras de «V», presentes. Foto: Charizar.

Foto: Mónica Omayra.

Fawkes:»El pueblo no deberá temer a los gobernantes, los gobernantes deberán temer al pueblo». Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

“Bajo esta máscara hay algo más que carne y hueso, bajo esta máscara hay unos ideales, señor Creedy, y los ideales son a prueba de bala”. Foto; Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Manifestantes impedidos por los cascos azules para ir al Palacio de López. Foto: Mónica Omayra.

Sentata frente a cascos azules. Foto: Charizar.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Foto: Mónica Omayra.

Los manifestantes marcharon por el centro de Asunción. Foto: Charizar.

Foto: Charizar.

Marcha por el microcentro #PorunParaguaymejor. Foto: Charizar.

Foto: Charizar.

Foto: Mónica Omayra.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.