Milda Rivarola: “Cartes se está revelando, no como el rival, sino como el sucesor exitoso del gobierno Franco”

Está dotado de instrumentos que faltaban al gobierno liberal: legitimidad electoral, cooptación de atribuciones parlamentarias y concentración legal de poderes represivos, según la politóloga. “Llevará adelante, tardíamente, el proyecto neoliberal y privatizador», aseguró. La ley de Responsabilidad Fiscal será «destinada sólo a frenar la inversión social y congelar salarios del sector público», indicó.

Franco, Cartes y Afara. Imagen del Facebook de Horacio Cartes

La politóloga Milda Rivarola realizó un análisis para Decidamos, donde aseguró que “el fracaso del proyecto semi- progresista (Gobierno Lugo) es casi naturalmente sucedido por la hegemonía de una derecha neoliberal, que actúa libremente en un ‘vacío’ organizativo de la sociedad, golpeada por la frustración social y política”.

Gracias a un pacto (Acuerdo País) con los liberales, Cartes consiguió que el congreso mayoritariamente de derechas le diera plenos poderes a para militarizar la seguridad (reforma de la Ley de Defensa), y tercerizar/ privatizar obras y servicios públicos (Alianza Público Privada), recordó. “Pero el intento de concentrar atribuciones presupuestarias en el PE derivó en una perforada ley de Responsabilidad Fiscal, destinada sólo a frenar la inversión social y congelar salarios del sector público. Fracasó el intento de frenar el clientelismo partidario, que se concreta en el debate anual del PGN”, indicó.

“Ambos poderes mostraron su vulnerabilidad ante el sector agroexportador. El PL cedió ante el lobby sojero, y reformó el proyecto de Hacienda (10% a la exportación de granos no industrializados) hasta volverlo inocuo. Pero tras reunirse con los empresarios rurales (UGP, ARP), el titular del Ejecutivo vetó simplemente toda esa ley. El sistema tributario paraguayo sigue siendo de este modo altamente regresivo”.

Un Franco con poderes

La progresiva e inédita cesión de atribuciones parlamentarias al Ejecutivo (concentración de poderes en Cartes) se logra, según Rivarola; por medio de la distribución de altos cargos del aparato de Estado a caudillos colorados; la corrupción (compra de votos parlamentarios, afinidades ideológicas –favorables a modelo agroexportador, de rechazo a poblaciones pobres o vulnerables, indiferente a cuestiones ambientales y de derecho humanos- del Ejecutivo y miembros del Parlamento; y mediante garantías de impunidad a jefes del anterior gobierno.

Rivarola expresó que “en sus primeros cien días, el gobierno Cartes se está revelando, no como el rival, sino como el sucesor exitoso del gobierno Franco. Dotado de instrumentos que faltaban al anterior- legitimidad electoral, cooptación de atribuciones parlamentarias, concentración legal de poderes represivos- llevará adelante, tardíamente, el proyecto neoliberal y privatizador que no afectó mayormente al Paraguay en la década de los ‘80”.

“Ambos gobiernos, el de Franco como de Cartes, fuertemente sesgados a la derecha, tienen como caldo de cultivo favorable el decidido apoyo del empresariado y el de los medios de comunicación, y benefician de la desarticulación del movimiento social y ciudadano y la dispersión/debilidad parlamentaria de partidos de izquierda. Las recientes manifestaciones contra la ley de Alianza Público Privada podrían anunciar la recuperación de las movilizaciones sociales, pero ya probaron la rápida reacción represiva del gobierno”, finalizó.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.