Mientras sigue despidiendo «zurdos», el PLRA pidió apoyo electoral a la izquierda

Fue ayer en  un acto de apoyo a la candidatura presidencial de Efraín Alegre. Blas Llano, titular del PLRA, hizo un llamado a la izquierda. Alrededor de 2800 trabajadores que ingresaron al Estado durante el gobierno Lugo ya fueron despedidos.

 

Fuente: paraguay.com

En un acto que se realizó ayer en un hotel céntrico de Asunción, los presidentes de los cuatro partidos que apoyan la candidatura presidencial del liberal  Efraín Alegre, rubricaron un acuerdo electoral para el 2013. Desire Masi, presidenta del Partido Democrático Progresista;  el senador Blas Llano, del Partido Liberal Radical Auténtico; Fernando Camacho, del Encuentro Nacional, y Manuel Doldán, titular del Partido Social Demócrata, hablaron en el acto, además de Alegre y Rafael Filizzola. Todos hicieron un llamado a una “gran alianza”  dirigido principalmente a los “colorados independientes” y a la izquierda “democrática”.

Blas Llano afirmó que el acuerdo de alianza se firmó solo entre partidos políticos porque así lo estipula la ley electoral, pero, agregó, que además hay una gran cantidad de movimientos políticos que sustentan la dupla Alegre-Filizzola. Apuntó, además, a la izquierda y señaló que la Alianza Alegre no tiene ninguna «barrera ideológica». «Tenemos espacio para la izquierda democrática hasta la derecha tolerante», dijo.-

Según el último informe difundido por la Coordinadora de trabajadores despedidos de la función pública, organizado inmediatamente después del Golpe Parlamentario que depuso, el 22 de junio pasado, al gobierno anterior, los despidos por motivos ideológicos que afectaron a personas que entraron a trabajar en el Estado durante el gobierno anterior asciende a alrededor de 2800. Los trabajadores despedidos era sobre todo de: Senave, Secretaría de Acción Social; Secretaria de Emergencia Nacional, Secretaria de la Niñez y la Adolescencia; Ministerio de Salud Pública, Itaipu; Yacyreta; Viceminsiterio de la Juventud, y otras entidades y entes que habían sido administradas por referentes de los partidos de izquierda.

A su turno Desirée Masi hizo un mea culpa y reconoció que su sector tiene responsabilidad por sostener al gobierno del expresidente Fernando Lugo, «pero no somos los únicos responsables», señaló e indicó que se aprende de las malas experiencias.
Llano también aclaró en su alocusión de ayer que «Yo no voy a contestar lo de Lugo, a mí lo que dice Lugo no me importa», para luego ratificar su versión de que Lugo “quiere deslegitimar las elecciones del 2013.

Comentarios

Publicá tu comentario