Mientras el hambre prolifera en el país, el gobierno quiere vender más carne al exterior

El ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, asegura que a partir de ahora la riqueza “goteará” para abajo.

El titular de la ARP, Germán Ruiz, está “entusiasmado” con la colaboración del gobierno para convertir a Paraguay en quinto exportador de carne en el mundo en el marco de la alianza público privada (APP).

El titular del MIC, Gustavo Leite (c), junto con el presidente de la ARP, Germán Ruiz (izq.), y el titular del MAG, Jorge Gattini (der.), entre otros. Foto: Última Hora.

Los ministros de Industria y Comercio (MIC), Gustavo Leite, y de Agricultura y Ganadería (MAG), Jorge Gattini, presentaron ayer un plan para ubicar a Paraguay como quinto exportador de carne a nivel mundial para el año 2018 (actualmente ocupa el octavo lugar). La presentación fue realizada junto con el titular de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Germán Ruiz, en una “reunión de trabajo interinstitucional” realizada en la sede del MIC. El proyecto forma parte de la aplicación de la ley de alianza público-privada (APP).

“Nos hemos reunido acá una comisión interinstitucional entre los ministerios y el sector privado para fijar las bases que va a ser un programa ganadero, en el cual pretendemos ser el quinto exportador mundial de la carne para el 2018”, expresó Gattini citado por la página del MIC. Luego añadió que “esto se va a sustentar en un servicio sanitario de alta credibilidad y de gran competencia aliados al sector privado y de este modo vamos a generar empleos a nivel nacional”.

Por su parte, Leite reconoció que las crecientes ganancias de la producción agroganadera no “gotean para abajo”, aunque sostuvo que con este proyecto este “abajo” sentirá los beneficios. Entre estas supuestas bondades mencionó que son los empleados ganaderos quienes compran motos, ventiladores y otros artículos, generando de esta forma un “círculo virtuoso”. En cambio, el trabajo en establecimientos ganaderos es uno de los más precarios y peor pagados, ya que la propia ley considera legal que –de acuerdo al tamaño de las haciendas– las personas que trabajen en las mismas perciban del 35 al 49% del salario mínimo.

“Esta iniciativa va a incluir a los más de 120.000 pequeños productores de la carne, y esto es una decisión que parte de una línea del presidente de la República, Horacio Cartes. Sabemos que existen cuestionamientos sobre que la riqueza del Paraguay no gotea para abajo, la principal meta de iniciativas como esta es que el que está abajo en la cadena de producción y comercialización sienta el beneficio”, aseveró el titular del MIC.

Los responsables aseguraron que este proyecto generará 12.000 puestos de trabajo y mejorará la situación laboral de la población rural, ya que a los pequeños productores les quedará la tarea de alimentar al país, mientras los grandes establecimientos se encargarán de la exportación.

Sobre las estrategias que se aplicarán para concretar la meta, Gattini citó que se explotarán las “ventajas comparativas y competitivas” de nuestro país.

Entre las principales medidas en esta dirección se cuentan la anulación mediante un decreto presidencial de la Ley Nº 294/1993, “De evaluación de impacto ambiental, que establece la obligación de que proyectos rurales potencialmente perjudiciales para el medioambiente cuenten con licencias ambientales expedidas por la Secretaría del Ambiente (Seam). Así, los proyectos de 0 a 500 hectáreas, en la Región Oriental, y de 0 a 2.000 hectáreas, en el Chaco, quedan exonerados de este requisito.

Las «ventajas comparativas» que ofrece el Paraguay. El presidente Horacio Cartes eliminó la ley ambiental con un decreto y liberó la deforestación. Foto: paraguaytierradelagua.com.

Entretanto, el titular de la ARP, Germán Ruiz, se mostró “entusiasmado” ante este proyecto que, según afirmó, involucra a “todos los actores”. “Estamos muy entusiasmados con este proyecto de trabajo conjunto, y como pocas veces en Paraguay se está implementando este trabajo interinstitucional de todos los actores que están implicados en el tema de la carne, y no trabajar más aisladamente. Creo que vamos a tener resultados, se van a ver, y ahora con más entusiasmo vamos a salir adelante”, afirmó.

La otra cara

Al mismo tiempo que la economía creció en el último trimestre un 12,9%, según informes de la FAO, Paraguay tiene un 25% de extrema pobreza. Es decir, uno de cada cuatro paraguayos padece de subnutrición (o sea hambre). Según estos números, 1.635.000 personas viven en la extrema pobreza.

Asimismo, de acuerdo a los datos del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) expuestos por la abogada Milena Pereira Fukuoka en el informe 2013 de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), en 2012 se faenaron en frigoríficos y mataderos 1.503.440 bovinos, de los cuales el 80% fue exportado. A medida que la producción de carne aumenta, a nivel local el consumo disminuye y los precios se disparan.

Así, de 77 kilos de carne anual per cápita que se consumieron en 1995 se pasó a 32 kilos per cápita en 2005. En 2011 bajó aún más reduciéndose a 24,5 kilos per cápita, aunque en 2012, por el brote de fiebre aftosa y el cierre de los mercados internacionales, se llegó a los 30 kilos per cápita.  De esta forma, el aumento de la producción de carne no se traduce en mayor acceso a la misma por la población paraguaya, sino que, por el contrario, el intenso aumento en el faenamiento en los últimos años fue acompañado por un mayor aumento de la exportación, la consiguiente suba de precios a nivel local y la disminución del acceso/consumo de este alimento en el país.

A todo esto se suman los innumerables beneficios impositivos con que cuenta el sector agroganadero, que en su conjunto aportó en 2012 apenas el 0,5% del total de las recaudaciones, equivalente a unos 15 millones de dólares. Además, en el marco de las medidas de fomento a las exportaciones, el Estado paga millonarias sumas a este sector en concepto de devolución del IVA.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.