México ataca «monopolio» de Televisa

Autoridades de telecomunicación de México le dieron un duro golpe al grupo multimedios que controla el 70 % del mercado. Fue declarada como agente “preponderante” junto al Grupo Carso de Carlos Slim. Con esto se le impone una serie de limitaciones y obligaciones a dichos grupos, incluso deben ayudar a su competencia. Esto, a fin de que no controlen el mercado. Inmediatamente sus cotizaciones cayeron.

Foto: Telam.

Foto: Telam.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México declaró a Televisa, así como al Grupo Carso del empresario Carlos Slim, como agentes económicos preponderantes, es decir, que dominan más del 50% del mercado donde operan. Por primera vez en la historia la televisión abierta se abre a la competencia.

Analistas coinciden en que se trata de una decisión “histórica”, especialmente por la aplicación de limitaciones a Televisa que según la Comisión Federal de Competencia actualmente controla el 70% del mercado de televisión abierta.

Se sienten afectados

El grupo Televisa, la principal empresa de comunicación en español del mundo, dijo en un comunicado que en los últimos días IFT ha tomado una serie de resoluciones que afectan a la compañía «en muchas áreas relacionadas con sus negocios de radiodifusión y televisión de paga».

Entre esas resoluciones, mencionó su definición como compañía preponderante, la convocatoria a una licitación pública de las frecuencias para formar al menos dos cadenas de televisión abierta y los directrices para la retransmisión gratuita de los canales de televisión abierta en los sistemas de señal cerrada.

Sin abrir juicio todavía, la empresa señaló que evaluará «el alcance e impacto en cada caso en sus resultados de operación, actividades y negocios».

Monopolio

«¿Qué va a pasar?, que Televisa por fin es considerada por el Estado mexicano como monopolio y se actúa en consecuencia», le dice a BBC Mundo Raúl Trejo Delarbre, académico del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Cayeron acciones

La primera respuesta la dio hoy el mercado, donde las cotizaciones de Televisa retrocedían este mediodía 7.309 millones de pesos mexicanos (unos 553 millones de dólares), como resultado de un retroceso del 3.09 por ciento en el precio de sus acciones, según consignó el diario La Jornada.

En valores concretos, las acciones de la serie CPO de Televisa cotizaban este mediodía a 80.87 pesos por título, una pérdida de 3.4 por ciento en comparación con el cierre del jueves, antes que fuera dada a conocer la resolución del organismo regulador.

Con el ajuste en el precio de la cotización, el valor de mercado de la televisora se ajustó a 208.228 millones de pesos (unos 15.760 millones de dólares), lo que representó una pérdida de 7.309 millones de pesos en comparación con el valor al que cerró el viernes.

Obligaciones

Sobre la resolución de preponderancia, un documento de 650 páginas entregado por el IFT a la empresa, el Grupo dijo que lo obliga a «poner su infraestructura de radiodifusión a disposición de terceros en forma no discriminatoria y no exclusiva».

Las tarifas deberán ser negociadas por Televisa y cualquier concesionario solicitante y deberán hacerse públicas, y en caso de que las partes no lleguen a un acuerdo sobre el monto el IFT podrá determinarlo.

Además, Televisa deberá celebrar los contratos relevantes y dar acceso a su infraestructura dentro de los 20 días siguientes a que haya recibido la solicitud, lo que «pretende permitir una entrada expedita de nuevos radiodifusores».

Televisa también está obligada entregar al IFT y publicar los términos y condiciones de sus servicios de transmisión publicitaria y las estructuras de las tarifas relevantes, incluyendo comerciales y paquetes, planes de descuentos y cualquier otra práctica comercial.

Información pública

El grupo deberá hacer públicos sus formatos de contratos y los términos de venta para cada servicio y no podrá condicionar o discriminar con respecto a los espacios publicitarios ofrecidos en sus diferentes plataformas tecnológicas, señaló Televisa.

Esto se debe a que, según la Constitución de México, una empresa preponderante, que es aquella que tiene una participación superior al 50 por ciento en el mercado nacional, está obligada a entregar cualquier información que pueda requerir el IFT .

Un dato no menor es que tampoco podrá adquirir en exclusiva derechos de transmisión en México respecto a contenido relevante, como los torneos de fútbol profesional, las finales del mundial y los Juegos Olímpicos.

No queda claro aún si esto rige de inmediato, ya que se supone que las transmisiones del próximo mundial de futbol, que comienzan este 12 de junio, ya están resueltas.

La reforma a las telecomunicaciones busca que las empresas consideradas «preponderantes» en algún sector sean sometidas a una regulación especial para evitar distorsiones y control de los mercados.

Fuentes. La Jornada, Telam, BBC, EFE.

Comentarios

Publicá tu comentario