Mercedes Canese: “La mujer es banalizada y utilizada”

En esta breve entrevista Mercedes Canese, candidata a diputada por el Frente Guasu, aborda la problemática de la mujer y la propuestas del F.G. en este tema.

– ¿Cómo percibís el tema género en Paraguay?

Es un tema tabú todavía, en muchos aspectos, y donde se ha priorizado en algunos casos, un debate muy mediático que no va a las cuestiones de fondo. La principal discriminación que cuestionamos como Frente Guasu es la discriminación económica, que por su puesto es algo que afecta gravemente a las mujeres, en mayor medida que los hombres, pero la explotación económica también es un problema de todos los trabajadores y trabajadoras. Proponemos enfocar el problema desde la perspectiva de los Derechos Humanos, incorporando también ahí a las minorías. Pues no es lo mismo la discriminación a una mujer pobre que a una mujer de la oligarquía, y lastimosamente, la bajísima representación de la mujer en el Congreso por ejemplo, está dada, como casi todo el Congreso, por mujeres que pertenecen y defienden a la oligarquía nacional: empresarios de trasporte, dueños de universidades privadas, sojeros y ganaderos latifundistas, empresarios de frontera que lucran con el contrabando y la triangulación y grandes vendepatrias que quieren rematar nuestro país.

 

¿Cuáles son los principales problemas que observás tienen las mujeres en nuestro país?

La mujer tiene menores oportunidades para el estudio que los hombres, especialmente en edad reproductiva que empieza muy temprano en Paraguay, la mujer tiene riesgos para su salud concretos, justamente por esa condición reproductiva que nos convierte en un país con una alta tasa de mortalidad materna (también infantil), la mujer campesina está siendo excluida del campo, sufriendo la expulsión de su cultura y modo de vida tradicional, es discriminada en el ámbito laboral, donde recibe una menor remuneración que los hombres por el mismo trabajo, y le resulta mucho más difícil acceder a cargos superiores, tanto en el sector público como privado e incluso vemos su baja participación en la política. La mujer es banalizada y utilizada como un medio para exacerbar la sociedad de consumo.

 ¿Cuáles son las propuestas tuyas y del F.G. ante esta problemática?

Las leyes en Paraguay se caracterizan por ser letra muerta. No establecen sanciones suficientes para asegurar su cumplimiento, ni el presupuesto suficiente. Es fácil darse cuenta que para el Congreso hasta una vaca es más importante que una mujer: la pena por robar una vaca es mayor que por violar. Proponemos cambiar el código penal para modificar esta injusticia y revisar toda la legislación que discrimine a la mujer y a otros sectores de la sociedad.

Como Frente Guasu proponemos que se establezca una Justicia Tributaria. Que aquellos que más tiene y más ganan, paguen más, y los que menos tienen y menos ganan, paguen menos. Hoy es al revés. Con ello y los fondos provenientes del sector eléctrico, financiaremos la duplicación del presupuesto de Salud y Educación, para que sean gratuitos y universales, en todos sus niveles. Además, proponemos funcionar el sistema de previsión social con el sistema de salud y que éste sea también universal, es decir, que la jubilación también alcance a amas de casa, agricultoras y agricultores y a todas las personas que llegan a la edad de jubiliarse.

Como propuesta del Frente Guasu, eliminaremos la discriminación legal de las empleadas domésticas, que ganan apenas el 40% del salario mínimo legal. Pero, entendiendo la problemática de los cuidados, ello irá acompañado de presupuesto para guarderías estatales en todo el país, así como casas de cuidados de ancianos y discapacitados, tareas normalmente asumidas por las mujeres, a fin de que ellas puedan estudiar, trabajar, participar de la política y desarrollarse integralmente sin discriminaciones.

También haremos más estricta le ley respecto a las guarderías que obligatoriamente deben tener los lugares de trabajo en el sector privado, que no se cumplen.

Respecto a la participación de la mujer en cargos electivos, por concurso e incluso de confianza, como Frente Guasu creemos que se debe construir la paridad. Entendemos que muchas veces tenemos incorporadas prácticas internas patriarcales, pero estamos trabajando en su superación, por eso proponemos, siguiendo el modelo ecuatoriano que tuve oportunidad de conocer hace un mes cuando estuve por Ecuador con la Ministra Coordinadora de Políticas, Betty Tola:

1. Incremento gradual del cuoteo político, en un 5% por elección, con lo que pasaríamos de 20% actual a 50% en 15 años.

2. El cuoteo debe ser alternado y sucesivo en todos los casos, es decir, si el primero es hombre, la siguiente debe ser mujer, luego hombre, mujer, hombre, mujer, etc. y si primera es mujer, luego hombre, luego mujer, hombre, mujer, hombre, etc.

3. Paridad de género en cargos de confianza (50% hombres y 50% mujeres) en cada nivel de cargos (ministros, viceministros, directores, jefes, etc.)

4. En los concursos, examen y evaluación única pero nombramiento en forma alternada y sucesiva, es decir, se coloca por orden de puntaje del superior al inferior, en listas separadas a mujeres y hombres. Si el mayor puntaje lo tiene una mujer, ella es la primera en la lista de ganadores del concurso. A continuación, se debe mirar el hombre con mayor puntaje, es el segundo, luego la mujer con mayor puntaje, es la tercera, y así sucesivamente. Si el mayor puntaje es de un hombre, él es el primero y luego la mujer con mayor puntaje, luego el siguiente hombre, etc.

También proponemos eliminar toda forma de discriminación cumpliendo así los DD.HH., ello significa que se debe eliminar la discriminación de género para la atención de derechos humanos como el derecho a la educación, a la salud, al empleo digno, a la vivienda, etc. El Estado debe ser un garante en ese sentido y no debe haber discriminación tampoco para los grupos minoritarios.

 

Comentarios

Publicá tu comentario