Megaestructura de Educación es un trampolín político, afirman

Para miembros del F.D.E. antecedentes del nuevo ministro del MEC no son buenos, pero verán que puede hacer.

Victor Rios. Foto: Elecciones 2013.

El nuevo titular del Ministerio de Educación y Cultura, Víctor Ríos, asumió en medio de la turbulencia. En 8 días le esperan dos movilizaciones de profesores que exigen mejoras salariales. A la vez, otro frente critica el contenido de la Ley de Educación Superior del que fue propulsor desde la Cámara de Diputados y el hecho de que supuestamente quiera aprovecharse de los recursos del Ministerio de Educación para una campaña política.

Para el Foro por el Derecho a la Educación los antecedentes con que relacionan al actual Ministro no son buenos pero se atendrán a ver qué puede hacer, al tiempo que pidieron ya una audiencia con Ríos.

Gladys Fariña, por parte del Foro, recuerda tener en cuenta que es el propio Ríos quien es uno de los propulsores de una Ley de Educación Superior, cuestionado por ellos y por varias instituciones educativas porque más allá del buen discurso sería funcional al tipo universidad tan criticada por estos días, que deja que desear por su calidad y cuyo mecanismo de evaluación sería el “caracú” del asunto.

La entrevistada asegura que con el trabajo que vienen haciendo desde el Foro de Educación, recogieron  y propusieron múltiples experiencias a lo largo del país, y que en oportunidad de arribar a Pilar y comentar la propuesta de cómo armonizar un modelo de desarrollo con la educación y mejorarla en la gente, recibieron un apoyo casi unánime, a excepción de Víctor Ríos, quien no los apoyó.

La propuesta tenía que ver con la reflexión de qué y cómo se produce, quiénes son, y a la vez identificar dónde se encuentran los principales beneficiarios y perdedores de un modelo de desarrollo y educación. “En ese momento propusimos un desarrollo sustentable de la zona, sin malograr el ecosistema sino utilizándolo en beneficio de la comunidad a los que se opuso”. Agrega Fariña que esos tiempos coincidían con las denuncias de que la zona era utilizada como ruta del narcotráfico.

Dentro de este contexto, sumado a que hace poco el nuevo ministro y político liberal funda su movimiento “Correlí”, a Fariña le hace pensar “que las viejas prácticas de otros gobiernos de usar como trampolín político una megaestructura como la de Educación, no cambian con las ideologías ni con los colores”.  En este sentido, resaltó que Nicanor y Blanca se candidataron a la presidencia tras ser ministros de esa cartera.

“Sin Marco, abusadores quedarían impunes”

La administración Riart dejó sin efecto el Marco Rector pedagógico. Foto: Presidencia.gov.

Es por esas preocupaciones que quieren una audiencia con Ríos, además para manifestarle la incómoda situación que se da con que la socialización y la implementación del Marco Rector Pedagógico para la Educación Integral de la Sexualidad se haya suspendido en la era Riart.

Ven ello con preocupación porque tal instrumento iba a permitir que los estudiantes sepan sus derechos y sus padres sepan actuar y denunciar los acosos que se multiplican en los casos escolares.

Dice la misma que “dichas denuncias quedan sin efecto cuando el acusado, en el caso del acosador, queda sin sanción y al final es la víctima quien termina acusada porque las instituciones terminan pactando bajo la mesa con los sindicatos y los profesores siguen campantes y es un peligro”.

Agrega que el Ministro saliente dejó un avance en “educación permanente”, estos es, en alfabetización de adultos y jóvenes. Mientras tanto, en las escuelas propiamente dichas fue positiva la inclusión de los kits a la secundaria, aunque el punto en contra es aún la calidad educativa que esperan se revierta en este período.

Comentarios

Publicá tu comentario