Médicos en pie de guerra

Alrededor de medio millar de médicos de hospitales, centros y puestos de salud del Ministerio respectivo, nucleados en la Coordinadora de Gremios Médicos Unidos, realizaron ayer una asamblea en la que decidieron convocar a una huelga general del sector desde el 30 de setiembre, por 72 horas.

La medida de fuerza tiene como eje central mejorar el Presupuesto General de Gastos de la Nación en lo que concierne al rubro de la salud pública. La huelga coincidirá con la medida impulsada por los gremios médicos del IPS, que también declararon huelga de 72 horas en esa misma fecha.

La asamblea, realizada en el local del Círculo Paraguayo de Médicos, duró casi cuatro horas y culminó pasado el medio día del domingo, con una marcha hasta la Plaza del Congreso en donde hicieron un minuto de silencio “por la muerte de la salud pública en nuestro país”.

La reunión decidió también continuar con la “resistencia civil escalonada”, es decir, brazos caídos durante dos horas a la mañana y dos horas a la tarde. Desde este lunes, de 07:00 a 09:00 y de 13:00 a 15:00 no se realizarán consultas médicas, aunque se garantizan los servicios básicos como urgencias y cuidados intensivos.

No obstante, para el miércoles, fecha en que supuestamente se reunirán con el presidente Horacio Cartes y los ministros de Salud Pública y de Hacienda en una mesa de diálogo, decidieron manifestarse frente a Mburuvicha Róga, durante todo el tiempo que dure la reunión.

Los médicos decidieron, asimismo, solidarizarse con el gremio docente –que recientemente fueron duramente reprimidos-, y coordinar acciones para manifestaciones conjuntas durante los estudios del Presupuesto General de Gastos en el Congreso Nacional.

Los médicos recibieron el apoyo y la solidaridad de otros gremios como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud, fundado el sábado último, así como de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), cuyo presidente, Julio López, estuvo presente en la asamblea.

“Kétchup, mostaza”… y Pimienta.

La exigencia fundamental del gremio médico es el aumento del rubro de Salud Pública en el Presupuesto General de Gastos de la Nación, de manera a garantizar la existencia de medicamentos e insumos equipos médicos –actualmente inexistentes-, en todos los hospitales del país.

También reclaman mejores condiciones de trabajo en infraestructura, al igual que un sustancial reajuste salarial para el personal de blanco. Es, asimismo, de interés prioritario que se sancione el proyecto de ley de la Carrera Sanitaria en el Parlamento.

Con el cántico de “kétchup, mostaza, Pimienta a su casa”, los profesionales de la salud resolvieron emplazar por el término de 48 horas al ministro Antonio Barrios para que destituya al jefe de Recursos Humanos del Ministerio, César Pimienta, de lo contrario no asistirán a la mesa de diálogo este miércoles.

La inmensa mayoría del medio centenar que hizo uso de la palabra en la Asamblea, coincidió en que el ex sindicalista –Pimienta fue presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Salud hasta hace un año en que asumió el cargo en Recursos Humanos-, “es el principal perseguidor de los que estamos luchando para mejorar la salud pública y se muestra soberbio e insensible a nuestros reclamos.

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.