Mazzoleni no remitió Plan para enfrentar la pandemia ni supo decir con cuántos funcionarios cuentan, dijo Esperanza Martínez

La senadora Esperanza Martínez relató que en una de las tantas entrevistas que tuvo con el ministro de salud, Julio Mazzoleni, le consultó con cuántos funcionarios cuentan. Fue para hacer un cálculo simple y saber cuántos tapabocas necesita el Ministerio de Salud para noventa días. “No me pudo contestar porque no sabía cuántos son los funcionarios del Ministerio de Salud, y segundo: nunca nos ha remitido su Plan Estratégico”.

En su alocución ante el pleno del Senado de Paraguay, expresó que es una pena que, a 72 días de iniciadas las medidas de distanciamiento social por la pandemia de la COVID19, para lo único que sirvió el sacrificio de la gente que se quedó en su casa es para que afloraran miles de negociados inmorales. “Tenemos llamadas de la gente que quiere venir repatriada y resultad que ese es ya otra vez un nuevo negocio. Una lista de hoteles. Los hoteles van desde G 300.00 a 900.00 por día, el que no tiene la inscripción no va a venir, porque el hotel solo va a costar G 4.500.00 más el pasaje. Todo se convierte en negocio”, refirió.

Al decir de la legisladora, las acciones del Gobierno de Mario Abdo Benítez han servido para negocios para los sectores vinculados al Gobierno, tanto los que son parte de él como sus aliados. “Se convirtió en un negocio la compra de insumos, se convirtió en un  negocio la repatriación de la gente, y se convirtió también en un negocio, como decía un senador Jorge Querey, para beneficiar a los bancos, a los grandes emprendimientos económicos y los pequeños que se arreglen como pueda”

Expresó que el Ejecutivo está dejando a su suerte a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES), a que comiencen a trabajar luego de que se levanten las medidas y que se recuperen con el trabajo diario que les permite tener ingresos y sobrevivir, “porque no se ha canalizado la ayuda en tiempo y forma para sostener los empleos, para garantizar que no se cierren las MIPYMES, que son las que están en este momento cerradas colapsadas, aniquiladas”.

Señaló que actualmente se debate sobre el modo COVID de vivir y que la gente se pregunta si va a sobresalir la solidaridad luego de la pandemia, con una nueva forma de convivencia social. ¿Será que vamos a vivir con austeridad? “Hay toda una serie de cuestiones románticas que corren por las redes pero la cruda realidad y es que la COVID19 en Paraguay está siendo un negocio para los sectores que siempre han lucrado históricamente”, mencionó. Finalmente se preguntó si el supuesto plan de reforma de la salud del que habla el Ministerio a cargo de Julio Mazzoleni no será una nueva excusa para dejar lado las irregularidades en la gestión pública que se vienen denunciando o para ocultar las presiones que existen para abrir todo, por motivos económicos, sin que haya condiciones técnicas.

Comentarios

Publicá tu comentario