Masacre de Curuguaty: denuncian presencia de francotirador en helicóptero

Darío Aguayo, uno de los abogados defensores de los campesinos acusados por la masacre de Curuguaty, denunció que en el desalojo realizado el 15 de junio de 2012 existió un francotirador que habría efectuado disparos desde el helicóptero Robinson que sobrevolaba el lugar en el momento en que se desató la matanza.

“FRANCOTIRADOR EN EL HELICÓPTERO: El tercer pasajero del helicóptero (de anteojo negro, auriculares y vestido de parapara’i , de la FOPE) armado con metralleta con mirilla telescópica; cuyo caño se visibiliza a lado del punto rojo (dentro de la cabina) a punto de volar de Morombí a Marina Kue el día de la masacre. Nótese los dos agujeros, uno en cada puerta del helicóptero, de tamaño suficiente para disparar hasta con bazooka”, escribió el abogado en su cuenta de Facebook al pie de una fotografía en que se observa a tres personas abordar un helicóptero, una imagen que habría sido tomada durante la preparación del procedimiento, según afirma el abogado.

A renglón seguido acusa al actual viceministro de Seguridad Interna y exfiscal del caso, Jalil Rachid, de intentar ocultar este dato negando al tribunal la remisión de las filmaciones que habrían sido realizadas desde el helicóptero, pero cuya existencia actualmente es negada por las autoridades policiales, que señalan que en ese momento la cámara estaba descompuesta.

Sin embargo, a pocos días de la matanza, al ser consultado por la prensa precisamente sobre la supuesta realización de disparos desde el aparato, el comisario Roque Fleitas, al negar la versión, dijo que existía “mucho material” y que los pilotos serían llamados a declarar en su momento.

“El Robinson (…) tiene una cámara de alta potencia de observación y que siempre nosotros llevamos en los desalojos para que el jefe de operaciones primeramente vuele sobre los manifestantes y localice y observe todo lo que dispone la gente en tierra en contra de los policías”, dijo a radio Ñandutí.

Al ser preguntado sobre si tiene todo registrado, aseguró que “hay mucho material. Los pilotos van a ser llamados a la justicia”. Sin embargo, las grabaciones nunca han aparecido supuestamente porque no pudieron ser extraídas de la memoria y el piloto que estuvo al mando del helicóptero, Marcos del Rosario Agüero, falleció en agosto de 2015 tras estrellarse un aparato de similares características en la ciudad de Limpio.

Aguayo también denuncia que durante el desalojo se ejecutó una cacería con otros diez francotiradores de la Fuerza Operativa de la Policía Especializada (FOPE) comandados por Víctor Franco, que por tierra se posicionaron detrás de los campesinos entrando por el monte y maizal desde el norte mucho antes de que Erven Lovera complete el cerco a los campesinos por el lado sur, señaló.

Comentarios

Publicá tu comentario